Adenoides inflamadas: síntomas, tratamiento y cuidados

Las vegetaciones, también conocidas como adenoides, son una masa de tejido linfático que se encuentra en la parte posterior del conducto nasal. Estas glándulas ayudan a mantener el cuerpo sano al atrapar bacterias y virus que inhalamos o tragamos. Si bien desempeñan un papel importante en la lucha contra las infecciones en los bebés y niños pequeños, su importancia disminuye a medida que los niños crecen y el cuerpo desarrolla otras formas de combatir los gérmenes. Generalmente, las adenoides comienzan a encogerse alrededor de los cinco años de edad y desaparecen durante la adolescencia.

Índice

¿Qué ocurre cuando las adenoides se inflaman?

En ocasiones, las adenoides pueden inflamarse temporalmente debido a infecciones o alergias. Esta inflamación puede mejorar por sí sola o, en casos frecuentes, puede provocar infecciones recurrentes, lo que se conoce como adenoiditis. Si la inflamación de las adenoides interfiere con la calidad de vida del niño y no responde al tratamiento médico, se puede recomendar una adenoidectomía, que consiste en la extracción quirúrgica de las adenoides.

Síntomas de las adenoides inflamadas

  • Dificultad para respirar por la nariz
  • Respiración bucal
  • Hablar con la nariz tapada
  • Respiración ruidosa
  • Mal aliento
  • Ronquidos
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Infecciones recurrentes de los senos nasales, oídos y garganta

Si tu hijo presenta estos síntomas, es importante consultar a un médico para obtener un diagnóstico adecuado. El médico realizará una evaluación física y puede solicitar pruebas adicionales, como radiografías o endoscopias, para evaluar el tamaño y la condición de las adenoides.

Adenoidectomía: el tratamiento quirúrgico

La adenoidectomía es una de las cirugías más comunes en niños y consiste en la extracción de las adenoides. Si las adenoides inflamadas causan molestias significativas y no responden al tratamiento médico, el médico puede recomendar esta intervención. Antes de la cirugía, es posible que se realicen pruebas adicionales, como radiografías o estudios del sueño, para evaluar la gravedad del problema.

vegetaciones medicina - Qué médico ve las vegetaciones

La adenoidectomía se realiza bajo anestesia general y generalmente se lleva a cabo junto con la extracción de las amígdalas. La cirugía es breve y, por lo general, el niño puede regresar a casa el mismo día. Es importante seguir las indicaciones del médico para el cuidado posterior y la recuperación adecuada.

vegetaciones medicina - Qué son las vegetaciones en adultos

Prevención y cuidado después de la adenoidectomía

No es posible prevenir el crecimiento de las adenoides, pero se pueden tomar medidas para aliviar los síntomas y evitar complicaciones. Si tu hijo presenta dificultad para respirar por la nariz o ronquidos durante la noche, es recomendable consultar a un especialista en Otorrinolaringología. El médico evaluará la situación y determinará si se requiere un tratamiento médico o una cirugía.

Después de la adenoidectomía, es importante seguir las instrucciones del médico para el cuidado posterior. Esto puede incluir el uso de medicamentos recetados, como analgésicos o antibióticos, y evitar ciertos alimentos o actividades que puedan dificultar la recuperación.

Las vegetaciones o adenoides inflamadas pueden causar diversos síntomas y afectar la calidad de vida de los niños. Si tu hijo presenta dificultad para respirar por la nariz, ronquidos o infecciones recurrentes, es recomendable consultar a un médico especialista en Otorrinolaringología. El médico evaluará la situación y determinará el mejor tratamiento, que puede incluir medicamentos o una adenoidectomía. Siguiendo las recomendaciones médicas, podrás ayudar a tu hijo a aliviar los síntomas y disfrutar de una mejor calidad de vida.

Subir