Antibióticos: qué son, cómo funcionan y efectos secundarios

Los antibióticos son medicamentos utilizados para combatir infecciones causadas por bacterias en seres humanos y animales. Estos medicamentos pueden matar las bacterias o dificultar su crecimiento y multiplicación.

Índice

Qué tratan los antibióticos

Los antibióticos son efectivos solo contra ciertas infecciones bacterianas, como la infección de garganta por estreptococos, la tosferina y la infección urinaria. También son necesarios para tratar afecciones potencialmente mortales, como la septicemia, que es una respuesta extrema del cuerpo a una infección bacteriana.

Sin embargo, es importante destacar que los antibióticos no funcionan contra los virus, como los que causan resfriados, gripes, la mayoría de los dolores de garganta y la mayoría de los casos de bronquitis. Además, no se necesitan antibióticos para algunas infecciones bacterianas comunes, como muchas sinusitis y algunas infecciones de oído. Estas enfermedades suelen mejorar por sí solas sin la necesidad de antibióticos.

Efectos secundarios de los antibióticos

Tener en cuenta que los antibióticos pueden tener efectos secundarios. Los efectos secundarios comunes incluyen sarpullido, náuseas, diarrea e infecciones por hongos. Sin embargo, los efectos secundarios más graves pueden incluir infecciones por C. diff., que pueden dañar gravemente el colon y provocar la muerte, reacciones alérgicas graves y potencialmente mortales, así como infecciones resistentes a los antibióticos.

Si experimentas algún efecto secundario mientras tomas antibióticos, es importante comunicarte con tu médico de inmediato.

Importancia de tomar antibióticos solo cuando se necesitan

Los antibióticos son medicamentos importantes para tratar infecciones y han salvado muchas vidas. Sin embargo, su uso innecesario o incorrecto puede tener consecuencias negativas. El uso excesivo de antibióticos contribuye a la resistencia a los antibióticos, que es una de las amenazas más urgentes para la salud pública.

Es fundamental utilizar los antibióticos solo cuando son necesarios para protegernos de los daños provocados por su uso innecesario y para combatir la resistencia a estos medicamentos. Es importante seguir las instrucciones de los profesionales de la salud y completar el tratamiento incluso si te sientes mejor antes de finalizarlo.

Los antibióticos son medicamentos efectivos para tratar infecciones bacterianas, pero solo deben utilizarse cuando son necesarios. No son efectivos contra las infecciones virales y su uso innecesario contribuye a la resistencia a los antibióticos. Es importante seguir las indicaciones de los profesionales de la salud y reportar cualquier efecto secundario. El uso responsable de los antibióticos es fundamental para proteger nuestra salud y combatir la resistencia a estos medicamentos.

Subir