Sna en medicina: funciones, trastornos y equilibrio

El Sistema Nervioso Autónomo (SNA) es una parte fundamental de nuestro organismo que se encarga de regular y controlar las funciones involuntarias del cuerpo, como la respiración, la frecuencia cardíaca, la digestión y la presión arterial. Es decir, todo aquello que no depende de nuestra voluntad.

Índice

Qué pasa si falla el sistema nervioso autónomo

Cuando el sistema nervioso autónomo no funciona correctamente, se produce una condición conocida como disautonomía. Esta disfunción puede ser primaria, cuando no se conocen las causas, o secundaria, cuando se debe a enfermedades autoinmunes.

La disautonomía puede manifestarse a cualquier edad y se estima que afecta a unos 70 millones de personas en todo el entorno. Los síntomas más comunes de esta condición incluyen taquicardia, mareos, debilidad o cansancio, dificultad cognitiva y visión borrosa.

Uno de los mayores riesgos para las personas con disautonomía es el desmayo, ya que puede provocar fracturas debido a la baja presión arterial y la disminución de la frecuencia cardíaca. Por esta razón, es importante que las personas con esta condición eviten permanecer mucho tiempo de pie y realicen movimientos para estimular la circulación sanguínea, como contraer los músculos de las extremidades.

Además, es recomendable seguir una alimentación adecuada, consumiendo pequeñas porciones cada dos o tres horas. Se debe reducir el consumo de azúcares simples, como los refrescos y pasteles, y cuidar la ingesta de sal. Es importante mantenerse hidratado con líquidos variados, como agua de coco, agua mineral y jugos, para evitar que los síntomas se agraven.

Cuáles son los trastornos del sistema nervioso autónomo

Existen diversos trastornos que pueden afectar al sistema nervioso autónomo. Estos trastornos pueden presentarse de forma aislada o como resultado de otras enfermedades, como la enfermedad de Parkinson, el alcoholismo y la diabetes.

Algunos de los trastornos más comunes del sistema nervioso autónomo son:

que es sna en medicina - Cómo equilibrar el sistema nervioso autónomo

  • Problemas con la presión arterial
  • Problemas cardíacos
  • Dificultad en la respiración y la deglución
  • Disfunción eréctil en los hombres

Estos trastornos pueden afectar tanto a parte del sistema nervioso autónomo como a todo el sistema. Algunos son transitorios, pero muchos empeoran con el tiempo y pueden representar un riesgo para la vida cuando afectan la respiración o la función cardíaca.

En algunos casos, el tratamiento de la enfermedad subyacente puede mejorar los trastornos del sistema nervioso autónomo. Sin embargo, en muchos casos no existe una cura y el objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas.

Cómo equilibrar el sistema nervioso autónomo

El sistema nervioso utiliza neuronas especializadas para enviar mensajes y señales por todo el cuerpo. Estas señales eléctricas viajan entre las diferentes partes del cuerpo, incluyendo el cerebro, las glándulas, los órganos y los músculos.

El sistema nervioso central está compuesto por el cerebro y la médula espinal, mientras que el sistema nervioso periférico se ramifica desde el cerebro y la médula espinal para conectar con el resto del cuerpo. Dentro del sistema nervioso periférico se encuentra el sistema nervioso autónomo, responsable de regular los procesos involuntarios del cuerpo.

El sistema nervioso autónomo se divide en dos partes: el sistema nervioso simpático y el sistema nervioso parasimpático. El sistema nervioso simpático se activa en situaciones de emergencia o estrés, mientras que el sistema nervioso parasimpático controla los procesos normales del cuerpo y ayuda a conservar la energía.

Para mantener un equilibrio en el sistema nervioso autónomo, es importante seguir algunas recomendaciones:

  • Agregar peso: Levantar pesas o utilizar mantas con peso puede proporcionar una entrada propioceptiva al cerebro, lo cual tiene un efecto relajante en el sistema nervioso.
  • Sacudir el cuerpo: Al igual que los animales, las personas también pueden beneficiarse de sacudir el cuerpo para liberar la energía acumulada en el sistema nervioso.
  • Agregar calor: Tomar baños calientes, abrazos cálidos o utilizar almohadillas térmicas puede reducir la inflamación en el cuerpo y ayudar a regular el azúcar en la sangre.
  • Dar espacio: Tomarse un descanso de actividades estimulantes, como meditar, hacer yoga o escuchar música tranquila, puede ayudar a darle un respiro al sistema nervioso.

El sistema nervioso autónomo es esencial para el funcionamiento del cuerpo humano. Cuando este sistema falla, pueden aparecer diversos trastornos que afectan la calidad de vida de las personas. Sin embargo, siguiendo algunas recomendaciones y cuidando nuestra salud, podemos mantener un equilibrio en el sistema nervioso autónomo y minimizar los síntomas de los trastornos asociados.

Subir