Vías parenterales en medicina: intravenosa, intramuscular y subcutánea

En medicina, el término parenteral se refiere a la administración de sustancias, como medicamentos o soluciones, en el cuerpo a través de vías distintas al sistema gastrointestinal. Esto significa que la sustancia se introduce directamente en el torrente sanguíneo, los músculos o debajo de la piel, evitando el proceso de digestión y absorción que ocurre en el tracto gastrointestinal.

Índice

Vías parenterales de administración de fármacos

Existen varias vías parenterales de administración de fármacos, siendo las más comunes la vía intravenosa, intramuscular y subcutánea.

Vía intravenosa

La vía intravenosa consiste en la administración del fármaco directamente en el torrente sanguíneo. Esta es la vía más rápida y efectiva para lograr concentraciones exactas de medicamentos o para obtener efectos inmediatos. También se utiliza para corregir el balance de líquidos o electrolitos y en la nutrición enteral.

La administración intravenosa puede tener algunos inconvenientes, como la posibilidad de provocar reacciones adversas rápidas y los riesgos asociados con el procedimiento de punción. Además, es un método costoso que requiere cuidados especiales y personal especializado. La concentración máxima que se alcanza en los tejidos depende principalmente de la velocidad de inyección. Tener conocimiento sobre las incompatibilidades entre diferentes medicamentos administrados por esta vía.

Existen dos métodos para la administración intravenosa: la infusión continua y la infusión intermitente. La infusión continua se utiliza para el reemplazamiento o mantenimiento de líquidos y electrolitos, así como para la administración de fármacos. La infusión intermitente se utiliza para administrar fármacos en intervalos establecidos y para transfusiones sanguíneas.

El acceso más común para la administración intravenosa es a través de venas periféricas en las manos o los brazos. Sin embargo, para tratamientos prolongados o agresivos, puede ser necesario utilizar un acceso central a través de la subclavia, la yugular o la femoral.

Vía intramuscular

La administración de medicamentos por vía intramuscular consiste en inyectar el fármaco en un músculo estriado. Este método permite una absorción rápida debido a la alta vascularización de los músculos. Además, se puede administrar un mayor volumen de medicamento en comparación con la vía subcutánea.

La absorción del fármaco por vía intramuscular depende de la vascularización de la zona y del flujo sanguíneo. Por lo general, la absorción ocurre entre 10 y 30 minutos. Sin embargo, en situaciones de shock o insuficiencia cardíaca, la absorción puede estar limitada. También puede haber variaciones en la absorción en prematuros, durante el embarazo y en lactantes.

La vía intramuscular es útil en pacientes inconscientes o cuando no se tolera la vía oral. Los lugares más comunes de inyección son la región glútea y deltoidea en adultos, y el vasto externo en niños. Es importante seguir técnicas asépticas durante la punción y utilizar material estéril. Antes de la inyección, se pueden dar golpecitos con el dorso de la mano para relajar el músculo y minimizar el dolor al introducir la aguja.

Una vez que se ha administrado el medicamento, se retira la aguja rápidamente. En casos de absorción lenta o cuando se ha administrado un medicamento irritante, no se debe masajear la zona.

Vía subcutánea

La vía subcutánea implica la administración de medicamentos debajo de la piel. La absorción por vía subcutánea es mayor que por vía oral pero menor que por vía intramuscular. La velocidad de absorción suele ser constante y puede aumentarse o reducirse mediante el uso de vasoconstrictores locales, frío, calor, masajes o ejercicio.

Los lugares más comunes para la administración subcutánea son la cara externa del brazo o muslo, y la cara anterior del abdomen. Tener en cuenta que soluciones no neutras o isotónicas pueden causar irritación, dolor o necrosis en el sitio de inyección.

Si deseas aprender más sobre las diferentes vías de administración de medicamentos y obtener una acreditación adicional, te recomendamos el Máster en Farmacología y Productos Sanitarios de SalusPlay. Este programa te brinda la oportunidad de aprender de manera cercana, lúdica y eficiente, a través de videos y juegos Serious Games.

Consultas habituales sobre la vía parenteral en medicina

  • ¿Cuáles son las vías parenterales más comunes de administración de fármacos?

    Las vías parenterales más comunes son la vía intravenosa, intramuscular y subcutánea.

  • ¿Cuál es la ventaja de la vía intravenosa?

    La vía intravenosa permite una administración rápida y precisa de medicamentos, así como la corrección del balance de líquidos o electrolitos.

  • ¿Qué aspectos se deben tener en cuenta al administrar medicamentos por vía intramuscular?

    Es importante seguir técnicas asépticas durante la punción, utilizar material estéril y administrar el medicamento de forma lenta para minimizar el dolor.

  • ¿Cuáles son los lugares más comunes de administración subcutánea?

    Los lugares más comunes son la cara externa del brazo o muslo, y la cara anterior del abdomen.

La administración parenteral en medicina se refiere a la introducción de sustancias en el cuerpo a través de vías distintas al sistema gastrointestinal. Las vías parenterales más comunes son la intravenosa, intramuscular y subcutánea. Cada vía tiene sus ventajas y consideraciones especiales, y es importante seguir las técnicas adecuadas para garantizar una administración segura y efectiva de los medicamentos.

Subir