Mielomeningocele: causas, complicaciones y tratamiento

El mielomeningocele (MMC) es una malformación congénita que afecta a la médula espinal y a las membranas que la rodean. También conocido como espina bífida abierta, el MMC se caracteriza por la presencia de un saco lleno de líquido que sobresale de la espalda del bebé. Este saco contiene tejido nervioso y puede provocar daños neurológicos significativos si no se trata adecuadamente.

Índice

¿Cuáles son los tipos de meningocele?

Existen dos tipos principales de meningocele: el meningocele abierto y el meningocele cerrado.

El meningocele abierto se caracteriza por la ausencia de piel que recubre el saco de líquido que sobresale de la espalda. En este caso, es común que partes de los nervios de la médula espinal se encuentren dentro del saco.

Por otro lado, el meningocele cerrado se distingue por la presencia de piel intacta que cubre el saco de líquido. En este caso, los nervios de la médula espinal no están expuestos, lo que reduce el riesgo de complicaciones neurológicas.

¿Cómo se realiza la operación de meningocele?

El tratamiento principal para el meningocele y el mielomeningocele es la cirugía para cerrar la abertura en la espalda del bebé. La cirugía se realiza generalmente en las primeras 24 a 48 horas después del nacimiento para prevenir infecciones y minimizar el riesgo de daño neurológico.

En el caso del mielomeningocele, si no está cubierto de piel o membrana al momento del nacimiento, se realizará una cirugía urgente para cerrar la abertura. Esta cirugía es crucial para proteger la médula espinal y prevenir complicaciones graves.

Además de la cirugía de cierre, es posible que se realicen otros procedimientos, como la colocación de una derivación ventriculoperitoneal (VP) en caso de hidrocefalia. Esta derivación ayuda a drenar el exceso de líquido del cerebro hacia el estómago, evitando así la presión que podría dañar el cerebro del bebé.

que es mmc en medicina - Cómo es la operacion de meningocele

¿Qué cuidados se requieren después de la cirugía?

Después de la cirugía, es importante brindar cuidados adecuados al bebé para asegurar su recuperación y prevenir complicaciones. Es posible que el bebé sea trasladado a una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN), donde será atendido por un equipo médico especializado en el cuidado de niños con espina bífida.

Se realizarán pruebas de imagen, como resonancias magnéticas (RM) o ultrasonidos, para evaluar la médula espinal y el cerebro en busca de posibles anomalías o complicaciones. Además, se deben tomar precauciones para evitar la exposición al látex, ya que muchos niños con MMC tienen alergias graves a este material.

¿Cuáles son las causas del mielomeningocele?

El mielomeningocele es causado por una combinación de factores genéticos y ambientales. Se cree que la falta de ácido fólico durante el embarazo puede aumentar el riesgo de desarrollar esta malformación congénita.

¿Cuáles son las complicaciones asociadas al mielomeningocele?

El mielomeningocele puede provocar diversas complicaciones, como parálisis, problemas de movilidad, incontinencia urinaria y fecal, hidrocefalia, malformaciones óseas y problemas de desarrollo neurológico.

¿Es posible prevenir el mielomeningocele?

Si bien no se puede prevenir en todos los casos, se recomienda a las mujeres en edad fértil tomar suplementos de ácido fólico antes y durante el embarazo para reducir el riesgo de desarrollar malformaciones congénitas, incluido el mielomeningocele.

que es mmc en medicina - Qué es el mielomeningocele PDF

Tipo de Espina Bífida Características Complicaciones
Meningocele Saco de líquido que sobresale de la espalda, con o sin piel que lo cubre Puede haber daño neurológico si los nervios de la médula espinal están dentro del saco
Mielomeningocele Saco de líquido que sobresale de la espalda, con exposición de los nervios de la médula espinal Riesgo de daño neurológico, hidrocefalia y otras complicaciones

El mielomeningocele es una malformación congénita que afecta a la médula espinal y puede provocar complicaciones neurológicas significativas. El tratamiento principal para esta afección es la cirugía para cerrar la abertura en la espalda del bebé y prevenir infecciones. Es importante brindar cuidados adecuados después de la cirugía y realizar un seguimiento médico regular para garantizar la salud y el bienestar del paciente.

Subir