¿qué es la escala de glasgow en medicina?

La escala de Glasgow, también conocida como Escala de Coma de Glasgow (GCS por sus siglas en inglés), es una herramienta neurológica utilizada para medir el nivel de conciencia de una persona y evaluar el daño cerebral. Fue creada en 1974 por los neurocirujanos Graham Teasdale y Bryan Jennett, miembros del Instituto de Ciencias Neurológicas de la Universidad de Glasgow. Su objetivo principal fue proporcionar un método simple y confiable para registrar y monitorear el nivel de conciencia en pacientes con traumatismo craneoencefálico.

Índice

¿Cómo surge la escala de coma de Glasgow?

La escala de Glasgow fue desarrollada a partir de una base de datos creada por Bryan Jennett en los años 60. Durante su trabajo en Glasgow, Jennett recopiló información sobre casos de traumatismo craneoencefálico, tanto en su institución como en colaboración con otros profesionales en Holanda y Estados Unidos. Esta recopilación de datos se convirtió en la base para la creación de la escala de coma de Glasgow. En 1974, Teasdale y Jennett publicaron la primera versión de la escala en la revista médica The Lancet, bajo el título assessment of coma and impaired consciousness. Desde entonces, la escala de Glasgow se ha convertido en una herramienta ampliamente utilizada en el ámbito hospitalario y prehospitalario.

¿Para qué se utiliza la escala de Glasgow?

La escala de Glasgow se utiliza para evaluar el nivel de conciencia en pacientes con traumatismo craneoencefálico y otras patologías traumáticas o no traumáticas. Permite una exploración neurológica simple, objetiva y rápida, evitando términos ambiguos y proporcionando un lenguaje común entre los profesionales de la salud. La escala se compone de tres parámetros principales:

  • Respuesta verbal: evalúa la capacidad del paciente para hablar y comunicarse de manera coherente.
  • Respuesta ocular: analiza la apertura y la respuesta de los ojos del paciente a estímulos externos.
  • Respuesta motora: mide la capacidad del paciente para moverse y responder a estímulos físicos.

Cada parámetro se puntúa de forma independiente y se obtiene una puntuación total que puede variar entre 3 y 15 puntos. Una puntuación más baja indica un mayor nivel de alteración de la conciencia y un posible daño cerebral más grave.

Interpretación de la escala de Glasgow

La interpretación de la escala de Glasgow se basa en la puntuación total obtenida. A continuación se muestra una tutorial general:

  • Leve: puntuación de 14 a 15 puntos. Indica un traumatismo craneoencefálico leve.
  • Moderado: puntuación de 9 a 13 puntos. Sugiere un traumatismo craneoencefálico moderado.
  • Grave: puntuación menor a 9 puntos. Se asocia con un traumatismo craneoencefálico grave.

Tener en cuenta que la escala de Glasgow también se utiliza para evaluar la duración del coma. Un coma leve tiene una puntuación mayor a 13 puntos y una duración menor a 20 minutos. Un coma moderado tiene una puntuación de 9 a 12 puntos y una duración mayor a 20 minutos pero menor a 6 horas. Un coma grave o severo tiene una puntuación menor a 8 puntos y una duración mayor a 6 horas.

Consultas habituales sobre la escala de Glasgow

¿La escala de Glasgow solo se utiliza en casos de traumatismo craneoencefálico?

No, aunque la escala de Glasgow fue originalmente creada para evaluar el nivel de conciencia en pacientes con traumatismo craneoencefálico, su uso se ha extendido a otras situaciones clínicas. Se utiliza para valorar la profundidad del coma y la duración en diferentes patologías traumáticas y no traumáticas.

¿Qué ventajas tiene el uso de la escala de Glasgow?

La escala de Glasgow ofrece varias ventajas, entre las cuales se destacan su simplicidad de aplicación y su capacidad para proporcionar un lenguaje común y objetivo en la comunicación entre profesionales de la salud. Además, su uso sistemático permite obtener datos objetivos sobre la evolución del paciente a lo largo del tiempo.

¿Quién puede utilizar la escala de Glasgow?

La escala de Glasgow puede ser utilizada por diferentes profesionales de la salud, como médicos, enfermeras y paramédicos. Es una herramienta ampliamente aceptada y utilizada en el ámbito hospitalario y prehospitalario debido a su simplicidad y efectividad.

¿La escala de Glasgow es la única herramienta para evaluar el nivel de conciencia?

No, existen otras escalas y herramientas que también se utilizan para evaluar el nivel de conciencia en pacientes, como la escala de Ramsay, la escala de sedación-agitación de Richmond Agitation-Sedation Scale (RASS) y la escala de sedación de la Universidad de Michigan (UMSS). Cada una de estas escalas tiene sus propias características y se utiliza en situaciones específicas.

La escala de Glasgow es una herramienta neurológica ampliamente utilizada para evaluar el nivel de conciencia en pacientes con daño cerebral. Su simplicidad y efectividad la han convertido en la herramienta más utilizada en el ámbito hospitalario y prehospitalario. La puntuación obtenida en la escala proporciona información importante sobre la gravedad del daño cerebral y la duración del coma. Es una herramienta fundamental para los profesionales de la salud que trabajan con pacientes en situaciones clínicas graves, como el traumatismo craneoencefálico.

Subir