Fsp en medicina: analizando el frotis de sangre periférica

El frotis de sangre periférica, también conocido como FSP, es un examen utilizado en hematología para obtener información sobre el número y forma de las células sanguíneas mediante la inspección visual con un microscopio. Este estudio complementa la biometría hemática y es fundamental en el diagnóstico de diversas enfermedades hematológicas.

Índice

Procedimiento del FSP

El FSP se realiza extrayendo una muestra de sangre mediante una punción venosa. A continuación, se coloca y extiende la muestra en un portaobjetos y se tiñe con un colorante especial. Luego, se examina la muestra al microscopio para analizar las células sanguíneas.

Para obtener una evaluación precisa de la sangre periférica, es importante considerar algunos aspectos clave, como la técnica del extendido, la tinción y el sitio del frotis donde se realizará la valoración.

Información obtenida del FSP

El FSP proporciona información sobre la morfología de todos los tipos de células sanguíneas, el recuento aproximado de leucocitos y plaquetas, así como el recuento relativo por tipo de leucocitos, obtenido al contar 100 de estas células.

Entre las células sanguíneas que se analizan en el FSP, encontramos los eritrocitos, que son las células más abundantes en la sangre periférica y tienen un diámetro aproximado de 7 µm. También se evalúan los neutrófilos, que pueden ser bandas o segmentados según las características de su núcleo. Los neutrófilos son los leucocitos más comunes en la sangre periférica.

Enfermedades detectadas mediante el FSP

El FSP puede detectar diversas anomalías en las células sanguíneas, lo que puede indicar la presencia de enfermedades hematológicas. Algunas de las enfermedades detectadas mediante el FSP incluyen:

  • Anemia hemolítica autoinmunitaria
  • Esferocitosis hereditaria
  • Eliptocitosis hereditaria
  • Talasemia
  • Mielofibrosis
  • Púrpura trombocitopénica trombótica
  • Coagulación intravascular diseminada

Resultados anormales en el FSP

Los resultados anormales en el FSP indican que el tamaño, forma, color o recubrimiento de los glóbulos rojos no son normales. Estas anormalidades pueden clasificarse en una escala de 4 puntos, donde 1+ indica que un cuarto de las células están afectadas y 4+ indica que todas las células están afectadas.

Algunas de las anomalías que pueden detectarse en el FSP incluyen la presencia de células en diana, células en forma de esfera, células fragmentadas, normoblastos, celdas espinosas y células en espuela. Estas anomalías pueden indicar la presencia de diversas enfermedades y trastornos.

El frotis de sangre periférica es un examen fundamental en hematología que permite obtener información valiosa sobre las células sanguíneas y detectar diversas enfermedades hematológicas. Mediante la observación visual de la muestra de sangre bajo el microscopio, se pueden identificar anomalías en el tamaño, forma y cantidad de las células sanguíneas, lo que proporciona información clave para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades.

Subir