Flemón dental: causas, síntomas y tratamiento

El flemón es una de las dolencias más comunes en la consulta dental. Se caracteriza por una inflamación del maxilar y un dolor agudo e incapacitante. Es importante valorar y tratar esta patología con celeridad. En este artículo, te explicaremos qué es un flemón, cómo puedes prevenirlo y cómo se debe tratar si lo padeces.

Índice

¿Qué es el flemón dental?

El flemón dental, también conocido como absceso dental, es una inflamación de la encía de un diente o muela debido a una infección bacteriana que ha llegado a la raíz. Esta infección produce un depósito o bolsa de pus en la zona afectada, junto a la encía del diente infectado. Las principales causas de un flemón dental son las caries dentales no tratadas, la periodontitis o enfermedades periodontales, y los traumatismos.

¿Cómo se origina un flemón dental?

El origen y la magnitud de un flemón están relacionados con el número de bacterias que han penetrado dentro de una pieza dental. Las principales causas que provocan su aparición son:

  • Caries dentales no tratadas, incluyendo dientes fracturados que no han sido tratados adecuadamente.
  • Periodontitis o piorrea.
  • Gingivitis.
  • Golpes o contusiones en una pieza dental.
  • Necrosis pulpar o muerte del nervio dental.

Es importante destacar que el flemón dental es muy doloroso, por lo que es fundamental mantener una buena higiene oral y acudir al dentista regularmente para prevenir su aparición.

¿Cómo saber si tienes un flemón dental?

Existen algunos síntomas inequívocos que indican la presencia de un flemón dental:

  • Dolor muy fuerte en la zona afectada.
  • Inflamación de la encía y de la cara en la zona afectada.
  • Fiebre.
  • Dificultad para abrir la boca.

Los flemones son como bolsas de pus que se forman por una infección en el diente. Cuando alcanzan su máximo de hinchazón, se rompen y liberan un líquido purulento. Para aliviar el flemón, el dentista puede recetar el antibiótico más adecuado. En aproximadamente 3 días, la inflamación disminuirá y será posible tratar el diente afectado.

Tratamiento del flemón dental

Como en la mayoría de las enfermedades bucales, la mejor forma de remediar un flemón dental es la prevención. Esto implica mantener una buena higiene bucal y acudir regularmente al dentista para revisiones. Sin embargo, si el flemón ya se ha desarrollado, existen tratamientos eficaces disponibles.

En primer lugar, se utilizarán antiinflamatorios para reducir la inflamación y antibióticos para combatir la infección. Una vez que la inflamación haya disminuido, se realizará una endodoncia si el diente se puede salvar. En caso de que el diente no se pueda salvar, la única solución será extraerlo y, si es necesario, realizar técnicas de regeneración ósea para colocar un implante dental en esa zona.

Es importante destacar que el flemón dental no solo puede afectar al diente dañado, sino también a los dientes contiguos y al hueso circundante. Además, puede tener un impacto en la salud general. Por lo tanto, es fundamental tratar la infección y abordar la causa subyacente para evitar que el flemón se repita en el futuro.

Un flemón dental es una inflamación de la encía de un diente o muela debido a una infección bacteriana. Se caracteriza por dolor intenso, inflamación y la formación de una bolsa de pus. Para prevenir su aparición, es importante mantener una buena higiene oral y acudir al dentista regularmente. En caso de desarrollo de un flemón, es necesario recibir tratamiento adecuado para evitar complicaciones y preservar la salud bucal.

Si tienes un flemón dental o necesitas más información, no dudes en acudir a nuestra clínica dental. Nuestros dentistas te ayudarán a tratar el flemón lo antes posible. Recuerda que una buena salud bucal es esencial para tu bienestar general. ¡Pide cita en nuestra clínica hoy mismo!

Subir