Artralgia en medicina: causas, síntomas y tratamiento

La artralgia es un dolor articular agudo o punzante que puede aparecer de repente e irse agravando con el paso del tiempo. Se caracteriza por la presencia de ardor, comezón, fatiga, entumecimiento, dolor agudo o sensibilidad en los dedos, enrojecimiento, sensación de calor o hinchazón, movilidad reducida de las articulaciones, dolor de cabeza o fiebre, rigidez, hormigueo o sensaciones extrañas. Si se presentan algunos de estos síntomas, es recomendable acudir al médico para obtener un diagnóstico preciso y recibir el tratamiento adecuado.

Índice

Causas de la artralgia

La artralgia puede ser causada por diversas razones, entre las que se encuentran:

  • Lesiones relacionadas con los huesos, articulaciones, tendones o nervios sin el uso de ortesis como protección.
  • Artritis de distintos tipos, que es la causa más común.
  • Enfermedades infecciosas como hepatitis, gripe, sarampión, paperas o mononucleosis.
  • Tendinitis, bursitis o espondilitis.
  • Leucemia (cáncer de la sangre o la médula ósea).
  • Efectos secundarios de algún medicamento.
  • Lupus eritematoso sistémico (trastorno autoinmune).
  • Tumores de huesos, articulaciones o tejidos blandos.
  • Fibromialgia.

Además de estas causas principales, hay otros factores que pueden influir en la posibilidad de padecer artralgia, como la edad, obesidad, antiguas lesiones de articulaciones o el esfuerzo o sobrecarga en las articulaciones. Por eso, es recomendable utilizar ortesis especializadas para prevenir y proteger la zona afectada.

Tipos de artralgia

Existen diferentes tipologías de artralgia:

  • Dolor monoarticular agudo: afecta a una sola articulación.
  • Dolor poliarticular: afecta a múltiples articulaciones y puede ser la manifestación inicial de una poliartritis.

Dentro de la artritis, también se pueden distinguir diferentes tipos según el número de articulaciones afectadas:

  • Monoarticular: afecta a una sola articulación.
  • Oligoarticular/Pauciarticular: afecta de 2 a 4 articulaciones.
  • Poliarticular: afecta a 5 articulaciones o más.

Tratamiento de la artralgia

El tratamiento de la artralgia depende de la causa del dolor articular. En los casos leves, se pueden utilizar analgésicos o antiinflamatorios para aliviar el dolor. Además, es recomendable utilizar ortesis adecuadas para proteger la zona afectada y realizar masajes terapéuticos. En casos más graves, pueden ser necesarias otras ortesis de mano adaptadas a las necesidades del paciente.

Algunas opciones de ortesis recomendadas para tratar la artralgia son:

que es artralgias en medicina - Cómo se diagnóstica la artralgia

  • Muñequera Férula DER 730 MN: muñequera transpirable con férula palmar que paraliza la palma y la articulación de forma completa, indicada en procesos postquirúrgicos o en periodos de recuperación funcional.
  • Muñequera Férula IZQ 731 MN: muñequera similar a la anterior pero para la mano izquierda.

Diagnóstico de la artralgia

El diagnóstico de la artralgia comienza con un examen físico para evaluar la gravedad del problema y determinar la causa del dolor. Se pueden solicitar pruebas sanguíneas para conocer el sistema sanguíneo y los niveles de ácido úrico y glóbulos rojos. Además, se hará un análisis completo sobre la ubicación, el momento y la intensidad del dolor articular para llegar a un diagnóstico final.

Diferencia entre artritis y artralgia

Es importante destacar la diferencia entre artritis y artralgia. Mientras que la artritis se refiere a la inflamación articular, la artralgia se trata del dolor en las articulaciones que puede derivar de otras enfermedades. La artralgia es un síntoma y no una enfermedad en sí misma.

que es artralgias en medicina - Que les duele a los que sufren de artralgia

La artralgia es un dolor articular agudo que puede tener diversas causas y afectar a una o varias articulaciones. Es importante acudir al médico para obtener un diagnóstico preciso y recibir el tratamiento adecuado, que puede incluir el uso de ortesis y terapia física. Si se presentan síntomas graves como fiebre alta o sangrado, es necesario llamar a urgencias.

Subir