Paracentesis en medicina: qué es y para qué sirve

La paracentesis es un procedimiento médico utilizado para extraer líquido de la cavidad abdominal con fines diagnósticos o terapéuticos. Se realiza a través de una punción percutánea en el abdomen, utilizando una aguja y un catéter. Este procedimiento puede llevarse a cabo en el consultorio médico, en una sala de emergencias o en el departamento de radiología de un hospital.

Índice

Cómo se realiza la paracentesis

Antes de realizar la paracentesis, es importante vaciar la vejiga del paciente. Dependiendo de la cantidad de líquido que se vaya a extraer, el paciente puede estar acostado boca arriba con la cabeza elevada o sentado erguido. El área donde se realizará la punción se limpia con un jabón especial y se cubre con toallas estériles.

El médico administra un anestésico local en la piel del abdomen para adormecer el área. Una vez que la zona esté adormecida, el médico insertará cuidadosamente la aguja de paracentesis en el lugar donde se encuentra el exceso de líquido. En algunos casos, se utiliza una ecografía para guiar la inserción de la aguja.

Si se necesita tomar una muestra de líquido para su análisis, el médico utilizará una jeringa para extraer una muestra. En casos en los que se extrae una gran cantidad de líquido, la aguja de paracentesis puede conectarse a un frasco al vacío mediante un tubo pequeño para que el líquido drene dentro de él. Por lo general, se extraen hasta 4 litros de líquido en una paracentesis.

Es importante que el paciente permanezca inmóvil durante el procedimiento, a menos que se le pida que cambie de posición para ayudar a drenar el líquido. Una vez que se ha drenado todo el líquido, se retira la aguja y se coloca un vendaje sobre el sitio de la punción.

Después de la paracentesis, se monitorea el pulso, la presión arterial y la temperatura del paciente durante aproximadamente una hora. También se puede medir el peso del paciente y la circunferencia abdominal antes y después del procedimiento.

Duración de la paracentesis

La duración de la paracentesis puede variar, dependiendo de la cantidad de líquido que se extraiga. El procedimiento puede durar desde unos pocos minutos hasta 30 minutos o más.

Indicaciones y contraindicaciones de la paracentesis

La paracentesis se realiza en casos de ascitis a tensión, ascitis que origina insuficiencia respiratoria, ascitis asociada a fiebre, dolor abdominal, alteración del estado mental, íleo intestinal, encefalopatía de reciente inicio o hipotensión, signos de infección, sospecha de hemoperitoneo, entre otros.

Existen contraindicaciones relativas y absolutas para la realización de una paracentesis. Algunas de las contraindicaciones absolutas incluyen coagulopatía severa y/o trombocitopenia severa. Las contraindicaciones relativas pueden incluir infección de la pared abdominal, hepatomegalia y/o esplenomegalia, embarazo, hipertensión portal con varices peritoneales, deformidad de la pared abdominal por cirugía previa, entre otros.

Actuación de enfermería en la paracentesis abdominal

La paracentesis es un procedimiento en el que la enfermería juega un papel fundamental. Además de colaborar con el médico durante la realización de la prueba, la enfermera también proporciona los cuidados necesarios al paciente antes, durante y después de la paracentesis, y detecta posibles complicaciones.

paracentesis en medicina - Qué es la paracentesis y para qué sirve

Antes de la paracentesis, la enfermera comprueba el nombre y número de historia del paciente, verifica que el paciente esté informado sobre el procedimiento y obtiene su consentimiento. También se asegura de que se haya realizado una analítica con coagulación en las últimas 24 horas y de que el paciente haya vaciado la vejiga.

Durante la paracentesis, la enfermera colabora con el médico, prepara el material necesario y ayuda al paciente a mantenerse cómodo. Se encarga de tomar constantes vitales, preservar la intimidad del paciente y controlar la cantidad total del líquido extraído.

paracentesis en medicina - Cuándo se realiza la paracentesis

Después de la paracentesis, la enfermera identifica los tubos con las muestras de líquido y los envía al laboratorio. También controla la presión arterial y la frecuencia cardíaca del paciente, recomienda reposo durante una hora, vigila el punto de punción y cambia el apósito si es necesario. Además, se encarga de la reposición de líquidos y administra analgésicos según la prescripción médica.

La paracentesis es un procedimiento médico utilizado para extraer líquido de la cavidad abdominal. Se realiza mediante una punción percutánea en el abdomen y puede tener fines diagnósticos o terapéuticos. La enfermería desempeña un papel fundamental en la realización de la paracentesis, colaborando con el médico y proporcionando los cuidados necesarios al paciente.

Subir