Operación estética de pezón: todo lo que debes saber

Los pezones son una parte importante de la anatomía femenina y pueden variar en forma y tamaño de una mujer a otra. Algunas mujeres tienen pezones planos o invertidos, mientras que otras tienen piercings en los pezones. Si bien muchas madres pueden amamantar sin problemas a pesar de tener pezones invertidos o planos, otras pueden necesitar ayuda adicional. En este artículo, te brindaremos información sobre la operación estética de pezón y qué debes saber al respecto.

Índice

¿Qué son los pezones planos o invertidos?

Los pezones planos no sobresalen mucho de la areola, incluso cuando se estimulan. Por otro lado, los pezones invertidos se hunden en su parte central y pueden retraerse hasta quedar al ras de la areola o incluso hundirse en el tejido mamario. Estos problemas pueden afectar a uno o ambos pezones, y se estima que hasta el 10% de las madres primerizas tienen al menos un pezón invertido.

Si no estás segura si tienes pezones invertidos, puedes realizar la prueba del pellizco. Comprime suavemente el pezón entre el pulgar y el índice, si se retrae o se mete hacia adentro, creando un hueco en el extremo, entonces se trata de un pezón invertido.

Preparación de los pezones invertidos o planos durante el embarazo

Durante el embarazo, es posible que notes cambios en tus pechos y que los pezones sobresalgan más por sí solos. Sin embargo, si esto no ocurre y te preocupa que la forma de tus pezones dificulte la lactancia, puedes utilizar formadores de pezones. Estos discos de silicona flexibles se colocan discretamente en el interior del sujetador y aplican una ligera presión sobre los pezones para ayudarles a sobresalir.

Tener en cuenta que los formadores de pezones se pueden utilizar a partir de la semana 32 de un embarazo normal. Sin embargo, si tienes un cuello uterino incompetente o cualquier otro riesgo de parto prematuro, es mejor consultar a un profesional sanitario antes de comenzar a usarlos.

Además, puedes seguir utilizando los formadores de pezones después de que nazca tu bebé. Intenta colocarlos en el interior del sujetador de 30 a 60 minutos antes de dar el pecho.

Ayuda para el agarre del bebé

Si tu bebé tiene dificultades para agarrarse al pecho debido a tus pezones planos o invertidos, existen varias técnicas que puedes utilizar para facilitar el agarre. Algunas de ellas incluyen:

  • Girar el pezón suavemente con los dedos pulgar e índice para hacer que salga.
  • Comprimir el pecho justo por debajo de la areola con los dedos en forma de V o de C para hacer que el pezón salga hacia fuera.
  • Aplicar brevemente una compresa fría o un cubito de hielo en el pezón para ponerlo erecto.
  • Extraer leche con la mano o utilizar un extractor de leche durante unos minutos antes de la toma para sacar el pezón.

Estas técnicas pueden ayudar a que tu bebé se agarre correctamente al pecho y facilite la lactancia.

Uso de una pezonera

Si todas las técnicas anteriores no funcionan y tu bebé sigue teniendo dificultades para agarrarse, es posible que tu especialista o consultora de lactancia te recomienden el uso de una pezonera. La pezonera es una pieza de silicona fina y flexible con forma de pezón, que estimula el paladar del bebé y facilita la succión.

Tener en cuenta que las pezoneras deben considerarse una solución a corto plazo. Si surgen problemas o sientes dolor, es recomendable consultar a un especialista o consultora de lactancia para asegurarse de que tu bebé se coloca y agarra correctamente con la pezonera. Además, deberás controlar el aumento de peso de tu bebé para asegurarte de que tu suministro de leche puede satisfacer sus necesidades.

¿Qué hacer si no puedes dar el pecho?

Si has intentado todas las técnicas mencionadas anteriormente y la lactancia simplemente no funciona, es importante recordar que lo más importante es que tanto la madre como el bebé estén bien. En estos casos, puedes optar por utilizar la extracción de leche como método de alimentación o probar un sistema de alimentación suplementaria.

La extracción de leche puede ser una buena solución si tu bebé toma leche extraída en cada toma. También puedes utilizar un sistema de alimentación suplementaria, que permite que tu bebé practique la toma en el pecho y complete su alimentación a través de un tubo con leche extraída.

Recuerda que cada situación es única y es importante consultar a un especialista o consultora de lactancia para obtener el mejor consejo para tu caso específico.

Cuidados para los diferentes tipos de pezones

Si tienes pezones invertidos o planos, es posible que necesites algunos cuidados adicionales cuando tu bebé comience a succionar con más fuerza. Esto puede causar dolor al principio, por lo que es importante seguir algunos consejos para evitar los pezones doloridos.

Además, si tus pezones se retraen después de las tomas, es recomendable secarlos suavemente con la mano para evitar la humedad y el riesgo de infecciones.

Tener en cuenta que dar el pecho o extraer leche de forma continua puede alterar la forma de tus pezones y facilitar la lactancia a medida que tu bebé crece. En algunos casos, estos problemas pueden desaparecer por completo si tienes otro bebé en el futuro.

Consultas habituales

¿Es segura la operación estética de pezón?

La operación estética de pezón es un procedimiento seguro cuando se realiza por un cirujano plástico calificado y experimentado. Sin embargo, como en cualquier procedimiento quirúrgico, existen riesgos y complicaciones potenciales. Es importante discutir estos riesgos y complicaciones con tu cirujano antes de someterte a la operación.

¿Cuánto tiempo dura la recuperación después de la operación estética de pezón?

La recuperación después de la operación estética de pezón puede variar dependiendo del tipo de procedimiento realizado. En general, se recomienda evitar actividades físicas intensas y levantar objetos pesados durante al menos dos semanas después de la cirugía. Tu cirujano te proporcionará instrucciones específicas sobre el cuidado de la herida y la recuperación.

¿Cuánto cuesta una operación estética de pezón?

El costo de una operación estética de pezón puede variar dependiendo del cirujano, la ubicación geográfica y los honorarios hospitalarios. Es recomendable consultar con varios cirujanos y solicitar presupuestos detallados antes de tomar una decisión.

La operación estética de pezón es una opción para aquellas mujeres que deseen cambiar la forma o el aspecto de sus pezones. Sin embargo, tener en cuenta que existen alternativas no quirúrgicas, como el uso de formadores de pezones o pezoneras, que pueden ayudar a facilitar la lactancia en caso de tener pezones planos o invertidos. Si estás considerando someterte a una operación estética de pezón, es fundamental buscar un cirujano plástico calificado y experimentado, y discutir todos los riesgos y beneficios antes de tomar una decisión.

Subir