Onix: máquina estética para cuidado de la piel

En el entorno de la estética y la medicina, constantemente surgen nuevas tecnologías y tratamientos para mantener y mejorar la apariencia de la piel. Uno de los avances más destacados en este campo es la máquina estética llamada Onix. En este artículo, te explicaremos qué es Onix y cómo funciona para brindarte los mejores resultados en el cuidado de tu piel.

Índice

¿Qué es Onix en estética?

Onix es una máquina estética que utiliza la radiofrecuencia facial para brindar una amplia variedad de beneficios a la piel. Este tratamiento se recomienda realizarlo en sesiones semanales, con un mínimo de 6 sesiones, para obtener resultados óptimos.

Algunos de los beneficios que ofrece la radiofrecuencia facial con Onix son:

  • Efecto lifting en la zona del rostro y cuello: Onix ayuda a reafirmar las zonas del rostro donde suele haber flacidez, brindando un aspecto más joven y firme.
  • Minimiza las arrugas de la cara: Gracias a la estimulación de las células encargadas de producir colágeno, Onix ayuda a reducir las arrugas y líneas de expresión en la piel.
  • Mayor luminosidad a la piel: La radiofrecuencia facial estimula la producción de colágeno y elastina, componentes esenciales para una piel tersa y luminosa.
  • Combate la flacidez de la piel: Onix ayuda a combatir la flacidez en la piel, brindando firmeza y elasticidad.

Es importante destacar que antes de someterse a un tratamiento de radiofrecuencia facial con Onix, es necesario que un médico examine el estado general del paciente y compruebe que no exista algún problema que contraindique su uso. Por ello, es fundamental acudir a clínicas médico-estéticas y no utilizar este procedimiento sin la supervisión adecuada.

¿Cómo funciona la radiofrecuencia en la cara?

Para realizar un tratamiento de radiofrecuencia facial con Onix, es necesario que la piel esté limpia, evitando el uso de maquillajes. Se aplicará en la zona a tratar un gel conductor de las ondas electromagnéticas y se procederá a masajear la zona con el aparato de radiofrecuencia.

El profesional elegirá el programa o nivel que utilizará en función de la zona a tratar. Además, se pueden combinar otros tratamientos para mejorar los resultados obtenidos.

La aplicación de la corriente alterna en el rostro eleva la temperatura de los tejidos más profundos de la piel, estimulando la producción de colágeno. Esto permite la creación de nuevas fibras de colágeno, que a medida que pasa el tiempo, se van deteriorando. Gracias a la radiofrecuencia facial, se logra recuperar la firmeza y elasticidad de la piel.

Una de las ventajas de este tratamiento es que no requiere el uso de anestesia y no tiene efectos secundarios graves. Puede aparecer un poco de enrojecimiento en la zona tratada, pero desaparecerá rápidamente.

Tener en cuenta que se necesitarán varias sesiones para obtener los resultados deseados. El número de sesiones dependerá del tipo de piel, la edad y la zona a tratar. A partir de la segunda sesión, se podrán comenzar a notar los resultados, que serán más evidentes después de un mes. La duración de cada sesión puede variar entre 30 y 45 minutos.

Consultas habituales sobre Onix

¿Es doloroso el tratamiento con Onix?

No, el tratamiento con Onix no es doloroso. Puede haber una leve sensación de calor durante la sesión, pero es tolerable y desaparece rápidamente.

¿Cuánto tiempo duran los resultados de la radiofrecuencia facial con Onix?

Los resultados de la radiofrecuencia facial con Onix pueden durar varios meses, dependiendo del cuidado que se le dé a la piel y de factores individuales como el envejecimiento y el estilo de vida.

¿Qué cuidados debo tener después de un tratamiento con Onix?

Después de un tratamiento con Onix, es importante evitar la exposición directa al sol y utilizar protector solar. Además, se recomienda mantener una buena rutina de cuidado de la piel, que incluya la limpieza diaria y la hidratación adecuada.

¿Puedo combinar la radiofrecuencia facial con otros tratamientos estéticos?

Sí, la radiofrecuencia facial con Onix se puede combinar con otros tratamientos estéticos para obtener mejores resultados. Es importante consultar con un profesional para determinar qué combinación de tratamientos es la más adecuada para cada caso.

Onix es una máquina estética que utiliza la radiofrecuencia facial para brindar beneficios como el efecto lifting, la reducción de arrugas, mayor luminosidad y combate de la flacidez en la piel. Este tratamiento no es doloroso, no requiere anestesia y no tiene efectos secundarios graves. Se necesitarán varias sesiones para obtener resultados óptimos, que serán más evidentes después de un mes. La duración de cada sesión puede variar entre 30 y 45 minutos. Consulta con un profesional para determinar si Onix es el tratamiento adecuado para ti y combínalo con otros tratamientos estéticos para obtener mejores resultados.

Subir