Medicamentos y lactancia: qué debes saber

La lactancia materna es una etapa fundamental en la vida de un bebé, ya que proporciona todos los nutrientes necesarios para su crecimiento y desarrollo. Sin embargo, durante este período, es posible que la madre necesite tomar algún medicamento para tratar una enfermedad o aliviar algún síntoma. En este artículo, te explicaremos qué medicamentos son seguros durante la lactancia y cuáles debes evitar.

Índice

Medicamentos seguros durante la lactancia

La mayoría de los medicamentos de venta libre, es decir, aquellos que no requieren receta médica, se consideran seguros durante la lactancia. Sin embargo, tener en cuenta algunas excepciones. Los antihistamínicos, comúnmente presentes en medicamentos para el resfriado, la tos y las alergias, así como los fármacos contra el mareo y los somníferos, deben evitarse durante la lactancia.

medicinas lactancia - Qué medicamentos no dar en la lactancia

Por otro lado, se ha demostrado que el paracetamol (acetaminofeno) y el ibuprofeno, si se toman en la dosis habitual, no representan un riesgo significativo para el bebé. Estos medicamentos pueden ser utilizados para aliviar el dolor o la fiebre en la madre sin afectar la lactancia.

Los medicamentos tópicos, es decir, aquellos que se aplican sobre la piel, los ojos o la nariz, así como aquellos que se inhalan, suelen ser seguros durante la lactancia. Sin embargo, es importante leer la información de las etiquetas y los prospectos para asegurarse de que no desaconsejen su uso durante este período.

Medicamentos a evitar durante la lactancia

Existen algunos medicamentos que deben evitarse durante la lactancia, ya que pueden ser perjudiciales para el bebé. La aspirina (ácido acetilsalicílico) y otros salicilatos deben ser evitados, especialmente si se toman en grandes cantidades y durante mucho tiempo. Estos medicamentos pueden afectar la coagulación de la sangre tanto en la madre como en el bebé, lo que puede ser peligroso.

La cafeína y la teofilina son sustancias que no causan daño directo a los bebés amamantados, pero pueden volverlos irritables. Además, pueden aumentar la frecuencia cardíaca y respiratoria del bebé. Por lo tanto, se recomienda limitar el consumo de café y otras bebidas que contengan cafeína durante la lactancia.

Consulta a un profesional de la salud

Aunque se ha demostrado que algunos medicamentos son seguros durante la lactancia, es fundamental que las mujeres que están amamantando consulten a un profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento. Esto incluye tanto a los medicamentos de venta libre como a las plantas medicinales.

Es importante leer cuidadosamente la información de las etiquetas y los prospectos de los medicamentos, ya que en algunos casos pueden desaconsejar su uso durante la lactancia. Un profesional de la salud podrá evaluar el riesgo beneficio de tomar el medicamento en cada situación particular y brindar recomendaciones adecuadas.

Durante la lactancia es posible tomar algunos medicamentos de venta libre de forma segura, siempre y cuando se eviten aquellos que contengan antihistamínicos y se sigan las recomendaciones del profesional de la salud. Es importante leer las etiquetas y prospectos de los medicamentos y buscar asesoramiento médico para garantizar la seguridad tanto de la madre como del bebé durante este período.

Subir