Medicina para la tendinitis: síntomas, prevención y tratamiento

La tendinitis es una condición común que afecta a muchas personas en diferentes edades y sectores de la población. Se caracteriza por la inflamación de un tendón, que es la estructura que une el músculo al hueso. Esta inflamación puede ser aguda o crónica, y si no se trata adecuadamente, puede convertirse en un problema persistente.

Índice

Origen de la tendinitis aguda o crónica

La tendinitis puede tener diferentes causas, como sobrecargas musculares, lesiones, pérdida de elasticidad o degeneración del tendón. Es comúnmente observada en áreas como los hombros, codos, muñecas y tobillos, aunque puede afectar cualquier tendón del cuerpo. Los hábitos posturales incorrectos, los ejercicios repetitivos y de fuerza, las lesiones deportivas y el uso de calzado inadecuado son factores frecuentes que contribuyen al desarrollo de la tendinitis.

Es importante destacar que cuando la tendinitis se vuelve recurrente, es recomendable realizar un análisis biomecánico y postural para identificar la causa subyacente de su aparición constante. Además, se debe prestar atención a la realización correcta de técnicas deportivas para evitar lesiones.

Síntomas de la tendinitis

Los síntomas más comunes de la tendinitis incluyen dolor al mover el tendón, sensibilidad en el área afectada, acortamiento muscular, rigidez, aumento de calor en la zona, hinchazón del tendón y dolor nocturno intenso. Si la inflamación persiste durante mucho tiempo, existe un mayor riesgo de lesiones y posibles rupturas.

Prevención de la tendinitis

Para prevenir la tendinitis, se recomienda cuidar la técnica al realizar actividades físicas, realizar un buen calentamiento antes de comenzar, evitar ejercicios de gran esfuerzo sin un entrenamiento progresivo, realizar estiramientos para mantener la elasticidad muscular, reposar en caso de dolor en el tendón, ejercitar todos los grupos musculares para fortalecer el cuerpo y utilizar equipación deportiva y calzado de calidad.

Tendinitis en deportistas

Los deportistas son especialmente propensos a sufrir tendinitis debido al sobreuso de las articulaciones o a una técnica incorrecta. Cada deporte ejerce una sobrecarga diferente en las articulaciones, lo que puede resultar en lesiones como la epicondilitis en el codo de los tenistas o el daño del manguito de los rotadores en los nadadores o escaladores.

Para evitar estas lesiones por repetición, es importante aumentar gradualmente el nivel de exigencia deportiva y recibir un buen asesoramiento en cuanto a la técnica y el entrenamiento. Un estudio biomecánico puede ser de gran ayuda para identificar posibles desequilibrios musculares y recibir recomendaciones específicas, como el uso de plantillas deportivas.

Tratamiento de la tendinitis

El tratamiento de la tendinitis puede incluir reposo, aplicación de frío para reducir la inflamación, aplicación de calor para aliviar el dolor, medicamentos antiinflamatorios orales y tópicos, fisioterapia, acupuntura, suave fortalecimiento muscular, estiramientos suaves y la identificación y evitación de la causa subyacente. En casos más graves, se pueden realizar infiltraciones de corticoides o cirugías para limpiar la zona o alargar un músculo.

Consultas habituales sobre tendinitis

  • ¿Qué se siente cuando tienes tendinitis?
  • Los síntomas más comunes incluyen dolor al mover el tendón, sensibilidad en el área afectada, acortamiento muscular, rigidez, aumento de calor en la zona, hinchazón del tendón y dolor nocturno intenso.

  • ¿Qué es la tendinitis y por qué se produce?
  • La tendinitis es la inflamación de un tendón y puede ser causada por sobrecargas musculares, lesiones, pérdida de elasticidad o degeneración del tendón.

  • ¿Qué pasa si no se trata la tendinitis?
  • Si no se trata adecuadamente, la tendinitis puede volverse crónica y cada vez que se fuerce el tendón, puede volver a inflamarse, aumentando el riesgo de lesiones y rupturas.

La tendinitis es una condición común que puede afectar a cualquier persona. Es importante prevenir esta afección mediante la práctica de ejercicios adecuados, el cuidado de la técnica y el uso de equipación deportiva adecuada. En caso de desarrollar tendinitis, es fundamental buscar atención médica para recibir un tratamiento adecuado que incluya reposo, aplicación de frío o calor, medicamentos antiinflamatorios y fisioterapia.

Subir