Estómago revuelto: causas, tratamiento y prevención

El estómago revuelto es una sensación incómoda en el abdomen que puede producirse junto con náuseas y otros síntomas digestivos. Aunque el estómago revuelto suele ser temporal, a veces puede ser una señal de una enfermedad subyacente. En este artículo, describiremos 11 posibles causas del estómago revuelto. También explicaremos cuándo debes acudir al médico, y te daremos algunos consejos para tratar y prevenir el estómago revuelto.

Índice

Indigestión

La indigestión, o dispepsia, se refiere al dolor o malestar en la parte superior del abdomen. Algunos síntomas de indigestión pueden incluir una sensación de ardor en la parte superior del abdomen, llenarse demasiado pronto o sentirse incómodo al comer, hinchazón, estómago revuelto o con gorgoteo, eructos o gases, náuseas y vómitos.

No siempre hay una razón obvia para la indigestión, pero algunas causas comunes incluyen comer o beber demasiado, o demasiado rápido, comer alimentos picantes, grasos o ácidos, beber demasiadas bebidas con cafeína o con gas, el estrés y fumar.

A veces, la indigestión recurrente puede ser un síntoma de una afección médica subyacente, como ardor de estómago y enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), úlceras estomacales, gastritis, inflamación de la vesícula biliar, infección por la bacteria Helicobacter pylori, intolerancia a la lactosa, síndrome del intestino irritable (SII) y cáncer de estómago.

Las personas con indigestión grave o recurrente deben acudir al médico. Deben buscar atención médica inmediata si la indigestión acompaña a cualquiera de los siguientes síntomas: pérdida de peso inexplicable, dificultad para tragar, vómitos severos o frecuentes, especialmente si el vómito contiene sangre, heces negras, alquitranadas o con sangre, falta de aliento, dolor abdominal intenso y persistente, dolor en el pecho, la mandíbula, el cuello o los brazos, ictericia, que es la coloración amarillenta de la piel y los brazos.

Estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad pueden tener un efecto significativo en el sistema digestivo. Cuando una persona se siente estresada o ansiosa, su cuerpo libera hormonas del estrés. Algunas de estas hormonas entran en el tracto digestivo, donde pueden provocar síntomas como estómago revuelto, indigestión, náuseas, pérdida del apetito, constipación, diarrea, úlceras pépticas y síndrome del intestino irritable.

medicina para el estómago revuelto - Qué tengo que hacer si tengo ganas de vomitar

Síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual (SPM) puede causar una serie de síntomas en la semana anterior al periodo. Algunos de los síntomas digestivos que las mujeres pueden experimentar durante el SPM incluyen hinchazón, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, constipación y dolor pélvico. Los problemas digestivos son más comunes entre las mujeres que también experimentan síntomas psicológicos como estado de ánimo deprimido, ansiedad y fatiga.

Embarazo

Los problemas digestivos son comunes durante el embarazo debido a los cambios hormonales y al aumento del tamaño del útero y del feto que ejerce presión sobre la cavidad abdominal. Algunos problemas digestivos que pueden ocurrir durante el embarazo incluyen acidez estomacal o reflujo gástrico, diarrea, constipación, hinchazón, eructos o gases, náuseas y vómitos.

Intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria es una enfermedad común que ocurre después de consumir alimentos o bebidas contaminadas con bacterias, virus, parásitos, mohos o sustancias químicas dañinas. Los síntomas de la intoxicación alimentaria pueden incluir indigestión, dolor abdominal y cólicos, náuseas y vómitos, diarrea, fiebre y escalofríos. Las personas con síntomas graves deben buscar atención médica inmediata.

Gastroenteritis vírica

La gastroenteritis vírica, conocida como gripe estomacal, es una infección viral de los intestinos. Los síntomas de la gastroenteritis vírica incluyen dolor abdominal y cólicos, náuseas, vómitos, diarrea acuosa y fiebre. La deshidratación es una complicación grave que puede ocurrir debido a los vómitos y la diarrea frecuentes.

Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa es una condición en la cual el cuerpo no produce suficiente lactasa, la enzima necesaria para descomponer la lactosa, el azúcar presente en la leche y los productos lácteos. Los síntomas de la intolerancia a la lactosa pueden incluir distensión abdominal y gases, dolor abdominal y cólicos, estómago revuelto, náuseas o vómitos, diarrea o heces blandas y con mal olor.

Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmunitario reacciona de forma exagerada al gluten, una proteína presente en el trigo, la cebada y el centeno. Los síntomas digestivos de la enfermedad celíaca pueden incluir dolor abdominal o retorcijones, náuseas, vómitos, distensión abdominal y gases, diarrea o constipación persistente, heces pálidas, grasas o con mal olor. Las personas con enfermedad celíaca deben seguir una dieta sin gluten.

Síndrome del intestino irritable

El síndrome del intestino irritable es un trastorno que afecta el funcionamiento del intestino. Los síntomas más comunes del síndrome del intestino irritable son dolor o incomodidad abdominal, hinchazón y cambios en los patrones de evacuación intestinal, como diarrea o constipación. Las personas con síndrome del intestino irritable pueden controlar sus síntomas mediante cambios en la dieta y el estilo de vida, y en algunos casos, medicamentos.

Obstrucción intestinal

Una obstrucción intestinal es un bloqueo en el intestino que impide el paso de los alimentos digeridos y los productos de desecho. Los síntomas de una obstrucción intestinal pueden incluir hinchazón y gorgoteo, dolor abdominal, incapacidad para expulsar gases, náuseas y vómitos. Las obstrucciones intestinales pueden ser graves y requerir atención médica inmediata.

1Medicamentos

Algunos medicamentos pueden causar síntomas digestivos, como estómago revuelto, como efecto secundario. Estos incluyen laxantes, ciertos antibióticos y antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno y el naproxeno.

Cuándo consultar al médico

Si experimentas síntomas de estómago revuelto que empeoran, no mejoran o se repiten, es recomendable que hables con tu médico. También debes buscar atención médica si el estómago revuelto se acompaña de otros síntomas preocupantes como dolor intenso, deshidratación severa, diarrea o vómitos graves o persistentes, sangre en el vómito o en las heces, pérdida de peso inexplicable y fiebre alta.

Tratamiento y prevención

El tratamiento del estómago revuelto depende de su causa subyacente. Sin embargo, algunas medidas que puedes tomar para prevenir o aliviar el estómago revuelto incluyen controlar los niveles de estrés y ansiedad, practicar una buena higiene de los alimentos, evitar los alimentos que desencadenan los síntomas, reducir el consumo de cafeína y alcohol, consumir productos que contengan jengibre natural que puede ayudar a proteger contra los síntomas digestivos, tomar antiácidos para calmar el ardor de estómago y probar los probióticos, que pueden ayudar a promover una mejor salud intestinal.

S

  • ¿Qué es el estómago revuelto? El estómago revuelto es una sensación incómoda en el abdomen que puede producirse junto con náuseas y otros síntomas digestivos.
  • ¿Cuáles son algunas causas del estómago revuelto? Algunas posibles causas del estómago revuelto incluyen indigestión, estrés y ansiedad, síndrome premenstrual, embarazo, intoxicación alimentaria, gastroenteritis vírica, intolerancia a la lactosa, enfermedad celíaca, síndrome del intestino irritable, obstrucción intestinal y medicamentos.
  • ¿Cuándo debo consultar al médico por el estómago revuelto? Debes consultar al médico si experimentas síntomas que empeoran, no mejoran o se repiten, o si el estómago revuelto se acompaña de otros síntomas preocupantes como dolor intenso, deshidratación severa, diarrea o vómitos graves o persistentes, sangre en el vómito o en las heces, pérdida de peso inexplicable y fiebre alta.
  • ¿Cómo puedo tratar y prevenir el estómago revuelto? Algunas medidas que puedes tomar para tratar y prevenir el estómago revuelto incluyen controlar los niveles de estrés y ansiedad, practicar una buena higiene de los alimentos, evitar los alimentos que desencadenan los síntomas, reducir el consumo de cafeína y alcohol, consumir productos que contengan jengibre natural, tomar antiácidos y probar los probióticos.

El estómago revuelto puede ser causado por diversas razones, desde la indigestión hasta el estrés y la ansiedad. Es importante consultar a un médico si los síntomas empeoran o se acompañan de otros síntomas preocupantes. El tratamiento y la prevención del estómago revuelto dependen de su causa subyacente, pero hay medidas que puedes tomar para aliviar y prevenir esta sensación incómoda.

Subir