Medicina natural para sarna humana: vinagre blanco y remedios caseros

La escabiosis o sarna es una enfermedad cutánea causada por un parásito llamado Sarcoptes scabiei, el cual permanece en la piel y genera una serie de síntomas, como ronchas y ampollas, un gran picor constante y ardor. Tratar la sarna a tiempo es sumamente necesario para evitar infecciones más graves, como las bacterianas, o contagiar a otras personas. El ácaro se contagia por el contacto de piel o por tocar un objeto contaminado con este parásito y se propaga muy rápido, aunque por suerte existen medicamentos con prescripción médica tanto orales como tópicos para eliminar a este parásito. Sin embargo, nunca está de más una pequeña ayuda que nos sirva para aliviar los síntomas y facilitar el tratamiento de la sarna. Para eso están los remedios caseros, siendo una alternativa saludable, económica y efectiva como apoyo al tratamiento médico, y uno de lo más recomendados para ello es el vinagre blanco.

Índice

Propiedades del vinagre blanco para la sarna

Antes de explicar cómo usar el vinagre blanco para la sarna, teniendo en cuenta que se trata de un apoyo para el tratamiento de la sarna humana y no de la solución más eficaz si se usa solo, explicaremos qué lo hace indicado para ello. Este producto es muy usado para la limpieza por su composición en ácido acético, pero también es utilizado como condimento y para tratamientos naturales de belleza y salud. Estas son las principales propiedades del vinagre blanco para tratar la sarna humana o escabiosis:

  • Antiinflamatorias: El vinagre blanco ayuda a reducir la inflamación de la piel afectada por la sarna, aliviando así los síntomas de picor y ardor.
  • Antisépticas o desinfectantes: El ácido acético presente en el vinagre blanco tiene propiedades antisépticas, lo que ayuda a prevenir infecciones secundarias causadas por bacterias.
  • Antiparasitarias: El vinagre blanco puede ayudar a eliminar los ácaros responsables de la sarna al alterar su entorno y dificultar su supervivencia.
  • Antibacterianas: Además de prevenir infecciones, el vinagre blanco también tiene propiedades antibacterianas que ayudan a combatir posibles bacterias presentes en la piel afectada por la sarna.
  • Calmante para la piel: El vinagre blanco puede aliviar el picor y la irritación de la piel causados por la sarna, brindando así un alivio temporal a los síntomas.

Cómo usar vinagre blanco para la sarna paso a paso

El vinagre blanco es un excelente desinfectante y antibacterial que logra regular el pH de la piel, y esto es excelente para matar el ácaro de la sarna y evitar infecciones secundarias por bacterias. Aunque pueden emplearse distintos tipos de vinagres, como el vinagre de manzana, el blanco es realmente efectivo ya que, a la vez que mata al ácaro culpable, desinflama la zona y reduce la comezón. Aquí traemos la receta básica para aprender a usar el vinagre blanco para tratar la sarna o escabiosis:

Ingredientes:

  • 1 taza de vinagre blanco
  • 1 taza de agua mineral a temperatura ambiente

Preparación y tratamiento:

Mezcla ambos líquidos en un recipiente. Puede ser un atomizador, sin embargo, te recomendamos un bol hondo.

Empapa una bola de algodón en el vinagre diluido y aplica en toda el área afectada de manera abundante.

Deja que la mezcla repose y asiente sobre tu piel durante 15 minutos.

Retira con agua tibia.

Repite 3 veces al día.

Si el vinagre te escuece mucho, tras el tratamiento puedes aplicar aceite de oliva que te hidratará la piel y también ayudará a eliminar los ácaros.

Vinagre blanco y ajo para la sarna

Las propiedades del ajo para la sarna son realmente excelentes, ya que gracias a su composición se trata de un gran antiséptico, acaricida y antibiótico. Por tanto, usar el ajo favorecerá la eliminación de los ácaros de la sarna, a la vez que ayuda a prevenir posibles infecciones secundarias por bacterias en la piel. Aquí explicamos cómo preparar vinagre blanco y ajo para la sarna y cómo aplicarlo:

Ingredientes:

  • 1 taza de vinagre blanco
  • 1 taza de agua mineral a temperatura ambiente
  • 2 o 3 dientes de ajo

Elaboración del remedio con vinagre blanco y ajo para la sarna:

Tritura los dos dientes de ajo y resérvalos en un recipiente.

Vierte el vinagre encima de los ajos machacados y revuelve muy bien.

Empapa un algodón en la mezcla y colócalo encima de la zona afectada por la sarna.

Déjalo sobre la piel. En dado caso que necesites salir y el olor sea muy potente, deja reposar la mezcla por 15 minutos y retira con agua tibia.

Repite el procedimiento 2 veces al día.

Cómo usar bicarbonato de sodio y vinagre blanco para la sarna

Otro ingrediente bastante común en muchas cocinas y que puede ser de gran ayuda para este problema en la piel es el bicarbonato de sodio. Este producto ayuda a regular el pH de la piel, haciendo que el entorno de esta ya no sea tan adecuado para los ácaros, lo que les dificulta la supervivencia. Además, tiene propiedades antisépticas y secantes, lo que servirá para evitar que se dé una infección secundaria y que las heridas se reblandezcan y se llaguen. Para unir las propiedades de los dos ingredientes, aquí te contamos cómo preparar y usar un remedio con vinagre blanco y bicarbonato para la sarna:

Ingredientes:

  • 1 taza de vinagre blanco
  • 1 taza y 1/2 de agua mineral
  • 2 cucharadas de bicarbonato

Preparación y tratamiento:

Diluye el bicarbonato en el agua, mezcla hasta que queden como una solución homogénea.

Agrega a esta mezcla el vinagre blanco poco a poco y sigue removiendo.

Cuando sea una mezcla bien ligada, empapa una gasa o un paño en esta y aplícala con suaves toques en las zonas con sarna.

Deja que se seque durante unos minutos y luego retira los residuos con otro paño limpio humedecido con un poco de agua y suaves toques.

Deja que se seque el agua al aire para evitar fritar más.

Puedes hacer este tratamiento 2 veces al día o bien, como máximo

Vinagre blanco y de manzana para curar la sarna en personas

Todos los vinagres son útiles para aliviar los síntomas de la escabiosis y ayudar en su tratamiento. Por ello, es bueno mezclar y diluir dos de los mejores para este fin: el blanco y el de sidra de manzana. Para preparar y usar el vinagre de manzana y el vinagre blanco para curar la sarna, sencillamente sigue estas indicaciones:

Ingredientes:

  • 1/2 taza de vinagre blanco.
  • 1/2 taza de vinagre de sidra de manzana.
  • 1 y 1/2 taza de agua.

Preparación y tratamiento:

Mezcla las proporciones indicadas de cada uno de los ingredientes en un recipiente mediano o grande.

Remueve bien hasta que estén integrados.

Moja un paño limpio de algodón en la mezcla resultante y aplícala en la zona que tiene sarna.

Procura hacerlo con suaves toques, sin frotar ni presionar fuerte.

Deja la zona destapada para que se seque al aire y, aunque antes notes que ya se ha secado la piel, déjalo durante unos 20 o 30 minutos para que sea más efectivo.

Tras este tiempo, con otro paño limpio o una gasa esterilizada humedecida en agua fresca, limpia la piel para retirar los restos del remedio.

De nuevo, recuerda no frotar ni presionar con fuerza.

Puedes usar este remedio un máximo de 2 veces diarias.

Consejos y más remedios caseros para para curar la sarna en personas

Aparte de seguir el tratamiento prescrito por el médico para curar la sarna y de que uses como apoyo para este el vinagre blanco, te damos otras recomendaciones para deshacerse de la sarna rápidamente:

  • Dúchate con un jabón neutro y sin aromas. Utiliza un jabón suave y sin fragancias para evitar irritar aún más la piel afectada.
  • Evita al máximo rascarte. Aunque el picor es muy intenso, rascarse solo empeorará la situación y puede causar infecciones secundarias.
  • No compartas ropa ni accesorios como pulseras o anillos con otra persona, ya que esto puede propagar la sarna.
  • Lava constantemente las sábanas, cojines y almohadas para evitar la acumulación de ácaros y prevenir la propagación de la sarna.
  • No te automediques, no uses cremas o medicamentos sin antes consultar con tu médico.
  • Evita el contacto cercano con las personas, especialmente con las partes del cuerpo donde se encuentre la afección.
  • Mantén una buena higiene personal, dúchate todos los días y enjabona muy bien las zonas donde se formen pliegues: rodillas, axilas, codos, genitales, etc.
  • Si el picor es muy fuerte y no te deja dormir, acude inmediatamente al médico para recibir el tratamiento adecuado.

Otros remedios caseros para la sarna humana

Además de los remedios mencionados anteriormente, existen otros remedios caseros que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la sarna:

medicina natural para la sarna humana - Qué efecto tiene el vinagre en la sarna

  • Aceite de Neem: Esta planta tiene propiedades acaricidas, bactericidas, fungicidas, antisépticas, antiinflamatorias, analgésicas y calmantes. Puedes mezclar 6 gotas de aceite de Neem en un aceite vegetal, como el de oliva, y aplicarlo 2 o 3 veces al día.
  • Aceite de árbol del té: Gracias a sus propiedades antisépticas, antibacterianas y antifúngicas, el aceite de árbol del té puede ayudar a combatir los ácaros de la sarna. Mezcla 1 cucharada de aceite de oliva o de almendras dulces con 5 gotas de aceite de árbol del té y aplícalo en las zonas afectadas 2 veces al día durante 7-10 días.
  • Aloe vera: El gel de aloe vera tiene propiedades calmantes y regenerativas que pueden ayudar a aliviar la irritación causada por la sarna. Aplica el gel de aloe vera en la piel afectada durante y después del tratamiento específico.
  • Azufre: El azufre tiene propiedades antisépticas y calmantes que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la sarna. Mezcla 1/2 cucharada de azufre en un vaso de agua tibia, empapa un algodón o una gasa en la mezcla y aplícala en la piel afectada durante 10 minutos. Luego, retira los restos con una gasa limpia y agua tibia.
  • Pimienta de cayena: La pimienta de cayena tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir el picor causado por la sarna. Agrega 1 taza de pimienta de cayena a una bañera llena de agua tibia y sumérgete en ella durante 15 minutos. Repite este remedio una vez al día hasta que los síntomas mejoren. Evita el contacto de la pimienta de cayena con los ojos.

Recuerda que este artículo es meramente informativo y no reemplaza el consejo médico. Si presentas síntomas de sarna, es importante consultar a un médico para recibir un diagnóstico adecuado y un tratamiento específico.

Subir