Cómo aumentar fertilidad de forma natural: consejos y hábitos saludables

El sobrepeso o la obesidad son factores importantes de riesgo para sufrir infertilidad, tanto en hombres como en mujeres. Es decir, puede producir hormonas que interfieren en la ovulación y la producción de esperma. Del mismo modo, un peso demasiado bajo o una dieta insuficiente también pueden afectar la producción hormonal.

Para mantener un peso saludable y prepararte para un embarazo, es importante adoptar un estilo de vida activo y equilibrado que incluya ejercicio regular, por ejemplo, de tipo aeróbico: caminar, correr, ir en bicicleta o nadar. Deberás establecer un plan de entrenamiento adecuado para tu condición física y objetivos de pérdida o mantenimiento de peso.

Un consejo para llevar una dieta saludable y equilibrada es consumir alimentos naturales y frescos, como frutas, verduras, proteínas magras, granos enteros y grasas saludables. Reduce el consumo de alimentos procesados y ricos en grasas saturadas y azúcares. Tampoco te olvides de beber abundante líquido.

Índice

La importancia de una alimentación adecuada para la fertilidad

La alimentación adecuada está muy vinculada al consejo anterior, pues también influye en la salud general del cuerpo y en la fertilidad femenina y masculina. Una dieta rica en nutrientes como proteínas, vitaminas, minerales y grasas buenas puede mejorar la calidad de los óvulos y del esperma, y reducir el riesgo de problemas de infertilidad.

Los niveles altos de estrés y ansiedad alteran la ovulación, provocando menstruaciones tardías o incluso la ausencia de ovulación. En el caso de los hombres, el estrés también afecta la calidad del líquido seminal. En ambos casos, además, conlleva una disminución de la libido. Sabemos que no es una tarea fácil pero os queremos dar un consejo práctico y natural para reducir el estrés: practicar técnicas de relajación como la meditación, la respiración profunda, el yoga o el tai chi. También puede ser útil realizar actividades que sean placenteras y relajantes, como dar un paseo, leer un libro, pintar, escribir o disfrutar de un baño relajante, por ejemplo. Es importante que cada uno encuentre formas de reducir el estrés que sean agradables y sostenibles a largo plazo.

Duerme lo suficiente

La misma región del cerebro que controla las hormonas responsables de regular el sueño también influye en la liberación de las hormonas reproductivas. De modo que las hormonas que desencadenan la ovulación en las mujeres y la maduración de los espermatozoides en los hombres pueden estar relacionadas con los patrones de sueño y vigilia del cuerpo, según algunos estudios. Para dormir lo suficiente y aumentar las posibilidades de concepción de manera natural es importante establecer una rutina regular de sueño. Es decir, acostarse y levantarse a la misma hora todos los días, evitando el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir y creando un ambiente relajante y tranquilo en la habitación. Es esencial tratar de dormir al menos de 7 a 8 horas por noche. Así estarás contribuyendo a mantener la salud reproductiva y aumentar las posibilidades de concepción de manera natural.

Evita el tabaco y el alcohol

Tanto el tabaco como el alcohol afectan negativamente la capacidad natural de hombres y mujeres de tener una vida fértil, ya que ambos pueden desequilibrar los niveles hormonales, disminuir la calidad ovocitaria y espermática, dañar el material genético de los óvulos y los espermatozoides y, en definitiva, aumentar el riesgo de aborto espontáneo, entre otras problemáticas. Para evitar fumar o consumir alcohol, considera sustituirlo por actividades alternativas y saludables, como hacer ejercicio, meditar o tomar una infusión de hierbas o un jugo de frutas natural. Rodearte de personas que apoyan un estilo de vida saludable también te mantendrá motivado y enfocado en el objetivo de mejorar tu fertilidad de forma natural.

Realiza sesiones de acupuntura

La acupuntura es una práctica médica tradicional china que utiliza agujas finas para estimular ciertos puntos del cuerpo con el fin de equilibrar el flujo de energía. En el contexto de la fertilidad, la acupuntura puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea en el área pélvica, regular los niveles hormonales, reducir el estrés y la ansiedad, y aumentar las posibilidades de concepción.

Así pues, realizar sesiones de acupuntura es una decisión beneficiosa para mejorar la salud reproductiva de forma natural. En EasyFIV Nature tenemos disponibles varias terapias de acupuntura y otras técnicas con profesionales especializados exclusivamente en el ámbito de la fertilidad.

Mantén relaciones sexuales con regularidad

Mantener relaciones sexuales frecuentes durante el período fértil de la mujer puede aumentar las posibilidades de que los espermatozoides estén presentes en el momento de la ovulación y, por lo tanto, aumentar las posibilidades de fecundación. Un consejo práctico es hacerlo en días alternos durante el período fértil, que suele ser alrededor de 5 días antes de la ovulación y el día de la ovulación. Igualmente, es importante no obsesionarte con el calendario y tratar de disfrutar de las relaciones sexuales de manera natural y relajada.

Conoce tu ciclo menstrual

¿Conoces tu ciclo menstrual lo suficiente? Tus posibilidades de concebir de manera natural mejorarán si sabes exactamente cuándo ovulas. Es decir, conocer tu ciclo menstrual te ayudará a identificar los días más fértiles del mes y planificar las relaciones sexuales en consecuencia. Puedes utilizar diferentes métodos para conocer tu ciclo menstrual, como la observación de los cambios en la temperatura basal del cuerpo, la textura del moco cervical y la duración de tu ciclo. Además, es recomendable que lleves un registro de tu ciclo menstrual para tener una mejor comprensión de tu cuerpo y patrones reproductivos.

No te obsesiones con la búsqueda del embarazo

Sabemos muy bien que la búsqueda del embarazo puede ser estresante, agotadora y frustrante emocionalmente, pero preocuparte demasiado puede afectar tu fertilidad y disminuir las posibilidades de concepción. Intenta mantener una actitud relajada y disfrutar del proceso de manera natural, sin obsesionarse con el resultado. Además, buscar apoyo emocional y hablar con un profesional de la salud pueden ser medidas útiles para manejar el estrés y la ansiedad durante este período. En EasyFIV también ponemos a tu disposición un servicio de psicología especializada en infertilidad, a través de consultas online.

medicina natural para fertilidad - Qué puedo tomar para ovular naturalmente

Consulta con un especialista en fertilidad natural

Por último y no menos importante, deberías consultar con un especialista en fertilidad que te aconseje más a fondo sobre cómo puedes aumentar significativamente las posibilidades de concepción de forma natural. Estos especialistas te realizarán pruebas para evaluar tu fertilidad y determinar posibles problemas que puedan estar afectando la concepción. Además, pueden ofrecerte consejos personalizados, tratamientos naturales para mejorar la fertilidad y opciones de fertilidad no invasivas.

Un 15% de la población en España no es fértil, según informa el equipo del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, y aunque las alteraciones genéticas u hormonales son determinantes, numerosos estudios relacionan la infertilidad con el estilo de vida y, por supuesto, con la alimentación de la pareja. Es imprescindible reducir los niveles de estrés y realizar algunos cambios en la dieta, teniendo en cuenta que los efectos serán notables a partir del tercer mes. Algunos alimentos contribuyen a mejorar las posibilidades de un embarazo debido a sus propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Para ello, es esencial que introduzcas en tu dieta:

  • Omega 3: presente en mariscos, salmón, sardinas, estornino, nueces y aguacate. Se recomienda tomar 100 gr/día de pescados ricos en este nutriente. El omega-3 también es importante para el desarrollo del cerebro y ojos del bebé y podría traer muchos otros beneficios al embarazo.
  • Hierro: presente en proteínas animales y legumbres. Incrementa las reservas de hierro de tu organismo antes de quedar embarazada, especialmente si tus periodos son abundantes. Consume alimentos ricos en hierro junto con vitamina C, como un zumo de naranja.
  • Calcio y Vitamina D: típicos de los productos lácteos, los frutos secos como las almendras y las nueces, y las verduras de hoja verde grande como las espinacas o los berros.
  • Ácido fólico: presente en verduras de hoja verde, cereales integrales, legumbres, plátano, huevos o requesón. Toma vitaminas prenatales para reducir el riesgo de defectos en el tubo neural del feto.
  • Zinc: presente en alimentos como el salmón, las semillas de calabaza, el chocolate negro, el germen de trigo, los garbanzos o el jengibre.

Recuerda que cada persona es única y es importante consultar a un especialista en fertilidad para recibir un asesoramiento personalizado y adaptado a tus necesidades.

Subir