Lps en medicina: estructura y funciones

El lipopolisacárido (LPS) es una molécula esencial encontrada en la capa externa de las bacterias Gram negativas. Esta estructura, también conocida como endotoxina, desempeña un papel crucial en la supervivencia y patogenicidad de estas bacterias. En este artículo, exploraremos qué significa LPS en biología, los componentes de la capa de LPS en las bacterias Gram negativas, qué hacen las endotoxinas y cuál es su efecto en el ser humano.

Índice

Qué significa LPS en biología

El término LPS se refiere al lipopolisacárido, una molécula compuesta por complejos de lípidos y azúcares. Esta estructura se encuentra en la capa externa de las bacterias Gram negativas y es esencial para su supervivencia y protección. El LPS actúa como un escudo protector alrededor de la bacteria, ayudando a mantener la integridad de la pared celular.

Cuáles son los componentes de la capa de LPS en las bacterias Gram negativas

La capa de LPS en las bacterias Gram negativas consta de tres partes principales: el antígeno O, el núcleo compuesto de un oligosacárido y el lípido A. El antígeno O es un receptor de reconocimiento para el sistema inmunitario humano y consiste en una secuencia repetitiva de glucanos. Esta secuencia varía entre diferentes tipos de bacterias, lo que contribuye a la variabilidad de los ensayos LAL.

El núcleo del LPS contiene varias cadenas de azúcares y otros componentes no carbohidratos. Por otro lado, el lípido A es el componente menos variable de los LPS y se adhiere a la pared celular de la bacteria. Cuando la pared celular se degrada, el lípido A se libera y es responsable de los efectos tóxicos de los LPS en el cuerpo humano.

Qué hacen las endotoxinas

Las endotoxinas, también conocidas como LPS, son toxinas ubicadas dentro de las células bacterianas. Anteriormente, se creía que estas toxinas se liberaban solo cuando las bacterias morían. Sin embargo, se ha descubierto que las bacterias liberan pequeñas cantidades de endotoxinas como parte de su metabolismo normal.

Una vez que las bacterias Gram negativas ingresan al cuerpo humano, las células de defensa natural, como los macrófagos y los monocitos, reconocen las bacterias como cuerpos extraños. Este reconocimiento se basa en los antígenos de las bacterias, como el antígeno O del LPS. Cuando las bacterias son degradadas por las células de defensa, las endotoxinas se liberan y pueden producir efectos perjudiciales en el organismo.

Cuál es el efecto de las endotoxinas en el ser humano

Las endotoxinas desencadenan una respuesta inflamatoria en el cuerpo humano. Esta respuesta está mediada por la liberación de sustancias como las citoquinas interleucinas, las prostaglandinas y el factor de necrosis tumoral. Estas sustancias pueden causar fiebre, inflamación y otros síntomas asociados con la respuesta del sistema inmunitario.

Además de la respuesta inflamatoria, las endotoxinas también pueden activar la cascada del complemento y la vía de coagulación. Esto puede resultar en la dilatación de los vasos sanguíneos, la formación de coágulos y la aparición de hemorragias en casos graves.

Bacterias con endotoxinas y sus efectos

Existen varias bacterias Gram negativas clínicamente significativas que producen endotoxinas y causan enfermedades en los seres humanos. Algunos ejemplos incluyen:

  • Bordetella pertussis: Causante de la tos ferina, produce la toxina pertussis que inhibe el sistema inmunológico y puede causar infecciones respiratorias.
  • Neisseria meningitidis: Causante de la meningitis y la meningococcemia, puede provocar inflamación de las meninges y coagulación intravascular diseminada (CID).
  • Neisseria gonorrhoeae: Causante de la gonorrea, puede provocar infecciones oculares, secreciones purulentas y síntomas sistémicos graves.
  • Escherichia coli: Algunas cepas de E. coli producen la toxina Shiga, que puede causar diarrea con sangre y síntomas graves.
  • Vibrio cholerae: Causante del cólera, produce una toxina que provoca diarrea acuosa y puede ser mortal en casos graves.
  • Salmonella typhi: Causante de la fiebre tifoidea, puede provocar síntomas graves como fiebre alta y diarrea.

Estas bacterias y sus endotoxinas pueden transmitirse a través de alimentos, agua contaminada y contacto directo con personas infectadas. La detección de endotoxinas mediante ensayos LAL es importante para prevenir la propagación de estas enfermedades y garantizar la seguridad de los productos que interactúan con el cuerpo humano.

El lipopolisacárido (LPS) o endotoxina es un componente esencial de las bacterias Gram negativas. Su estructura y funciones desempeñan un papel crucial en la supervivencia y patogenicidad de estas bacterias. Las endotoxinas pueden desencadenar una respuesta inflamatoria y causar diversos síntomas y enfermedades en el ser humano. Es importante realizar ensayos LAL para detectar endotoxinas y prevenir la propagación de enfermedades causadas por bacterias Gram negativas.

Subir