Linfogammagrafía: evaluación del sistema linfático con medicina nuclear

La linfogammagrafía es una prueba diagnóstica utilizada para evaluar el sistema linfático de un paciente y detectar enfermedades, especialmente el cáncer linfático. Esta técnica consiste en inyectar pequeñas cantidades de radiosonda, un material radiactivo, en la piel del paciente. Esta radiosonda viaja a través del sistema linfático y emite energía en forma de rayos gamma. Estos rayos gamma son detectados por una cámara especial y se proyectan en una computadora, permitiendo visualizar el interior del cuerpo y estudiar su actividad a nivel molecular.

Índice

¿Por qué se realiza la linfogammagrafía?

La linfogammagrafía se realiza principalmente por las siguientes razones:

linfogammagrafía medicina nuclear - Cómo se hace una Linfogammagrafia

  • Identificar el ganglio linfático centinela, que es el primer ganglio donde se encuentran las células tumorales.
  • Planificar una biopsia o cirugía para evaluar la etapa del cáncer y crear un plan de tratamiento.
  • Localizar los puntos de bloqueo en el sistema linfático, como el flujo linfático en un brazo o pierna, o el linfedema.

Preparación para la linfogammagrafía

Antes de realizar la prueba, es importante seguir algunas recomendaciones:

  • No llevar joyas y utilizar ropa cómoda y suelta.
  • Informar al médico sobre cualquier medicación que se esté tomando, incluyendo suplementos herbales o vitaminas.
  • Informar sobre alergias o problemas de salud recientes.
  • En caso de ser una mujer, informar sobre el periodo de lactancia o la posibilidad de estar embarazada.

Experiencia durante el examen

Durante la linfogammagrafía, se puede experimentar una sensación de frío cuando se inyecta la radiosonda a través de la piel. Sin embargo, en la mayoría de los casos no se presentan efectos secundarios significativos. Es posible que se requiera mantener una posición determinada durante la prueba, lo cual puede resultar incómodo.

Resultados anormales de la linfogammagrafía

La linfogammagrafía es capaz de detectar diversas enfermedades en el sistema linfático. Algunas de las principales enfermedades que pueden ser detectadas mediante esta prueba son:

linfogammagrafía medicina nuclear - Cuánto dura una linfogammagrafía

  • Cáncer linfático
  • Infecciones en los ganglios linfáticos
  • Obstrucciones en los vasos linfáticos

Duración de una linfogammagrafía

La duración de una linfogammagrafía puede variar, pero por lo general, la prueba dura entre 30 a 45 minutos. Durante este tiempo, es importante mantenerse lo más tranquilo posible, ya que las imágenes no se toman de forma continua, sino que se realizan diferentes planos de imagen. Una vez finalizada la prueba, se reconstruyen las imágenes para visualizar los vasos linfáticos.

Es posible que se administre contraste subcutáneo durante la prueba para opacificar los linfáticos de la zona puncionada. La intensidad de la opacificación depende del drenaje de los linfáticos.

La linfogammagrafía es una prueba diagnóstica importante en la evaluación del sistema linfático y la detección de enfermedades. Esta técnica, realizada a través de la medicina nuclear, permite visualizar el interior del cuerpo y estudiar la actividad molecular. Si te han recomendado realizar una linfogammagrafía, es importante seguir las indicaciones del médico y estar preparado para la prueba. Recuerda informar sobre cualquier medicación, alergia o problema de salud reciente. Si tienes alguna duda o inquietud, no dudes en consultar con tu médico.

Subir