El libido femenino: viagra para mujeres y la medicina

El libido femenino es un tema importante y relevante en la medicina actual. A medida que más mujeres reconocen y buscan soluciones para los problemas de libido, la industria de la medicina ha comenzado a desarrollar tratamientos específicos para abordar esta preocupación. Uno de los medicamentos más conocidos y controvertidos es el llamado viagra para mujeres. En este artículo, exploraremos qué es exactamente este medicamento, cómo funciona y qué debes saber antes de considerar su uso.

Índice

¿Qué es el Viagra para mujeres?

El Viagra para mujeres, también conocido como Addyi, es el primer medicamento aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) para tratar el trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDSH) en mujeres. A diferencia del Viagra masculino, que ayuda a los hombres a lograr una erección, el Addyi se centra en aumentar el deseo sexual en las mujeres.

El Addyi está diseñado específicamente para mujeres que experimentan una disminución del deseo sexual antes de la menopausia y que también informan de estrés emocional debido a esta falta de libido. Aunque los estudios sugieren que entre 5,5 y 8,6 millones de mujeres en Estados Unidos sufren de TDSH, es importante destacar que no todos los expertos están de acuerdo con estas cifras y algunos argumentan que la falta de apetito sexual no es una enfermedad en sí misma.

¿Cómo funciona el Viagra para mujeres?

El componente activo del Addyi se llama flibanserina y actúa en el cerebro, afectando las sustancias químicas asociadas con el estado de ánimo y el apetito. Aunque no se comprende completamente por qué es efectivo en el aumento del deseo sexual, se cree que el medicamento aumenta la dopamina, una sustancia química producida por el cerebro y relacionada con el apetito, y también los niveles del neurotransmisor norepinefrina. Además, el Addyi reduce la serotonina, un compuesto relacionado con la sensación de saciedad.

A diferencia del Viagra masculino, que se toma antes de tener relaciones sexuales, el Addyi es una píldora de ingestión diaria. Sin embargo, tener en cuenta que los efectos del medicamento son modestos y pueden requerir semanas o meses de uso antes de que se vean beneficios significativos.

¿Cuáles son los efectos secundarios del Viagra para mujeres?

Al igual que cualquier medicamento, el Addyi puede tener efectos secundarios. Alrededor del 10% de las pacientes que participaron en los estudios experimentaron mareos, fatiga y náuseas. Tener en cuenta que el Addyi no se puede combinar con alcohol o ciertos medicamentos, ya que puede provocar una disminución peligrosa de la presión arterial y pérdida de conocimiento. Además, el medicamento solo estará disponible mediante prescripción médica y solo para aquellas mujeres que hayan sido diagnosticadas con TDSH y hayan sido informadas sobre los riesgos asociados con su uso.

¿Es el Viagra para mujeres efectivo?

Los estudios realizados por el laboratorio farmacéutico muestran que el Addyi puede tener un ligero incremento de eventos sexualmente satisfactorios cada mes y puede ayudar a reducir el estrés emocional asociado con la falta de libido. Sin embargo, tener en cuenta que los efectos del medicamento son modestos y pueden requerir un uso prolongado antes de que se vean beneficios significativos. Además, es fundamental recordar que el Addyi no es una solución mágica y que el deseo sexual puede verse afectado por muchos factores, incluidos los problemas de relación, las condiciones médicas y los efectos secundarios de otros medicamentos.

El Viagra para mujeres, o Addyi, es el primer medicamento aprobado para tratar el trastorno de deseo sexual hipoactivo en mujeres. Aunque el medicamento puede tener algunos beneficios modestos, tener en cuenta que no es una solución mágica y que el deseo sexual puede verse afectado por diversos factores. Antes de considerar el uso del Addyi, es recomendable hablar con un médico y considerar otras opciones de tratamiento disponibles. La salud sexual es un tema importante y complejo, y es fundamental abordarlo de manera integral y personalizada.

Subir