Iva en medicina: funcionamiento y tipos

La aplicación del IVA en el sector de la medicina es un tema complejo y que puede generar dudas tanto en los profesionales de la salud como en los pacientes. En este artículo, te explicaremos de manera clara y concisa cómo funciona el IVA en medicina y cuáles son las implicaciones que tiene tanto para los médicos como para los pacientes.

Índice

Tipos de IVA en medicina

En primer lugar, es importante destacar que existen diferentes tipos de IVA en medicina, dependiendo del producto o servicio que se esté ofreciendo. En general, los medicamentos para uso humano, así como las sustancias medicinales, formas galénicas, fórmulas magistrales y preparados oficinales, tributan al tipo superreducido del IVA, que es del 4%. Por otro lado, los productos intermedios utilizados para la obtención de medicamentos tributan al tipo general del impuesto, que es del 21%. Tener en cuenta que hasta el 1 de enero de 2015, estos productos intermedios también estaban gravados al tipo superreducido.

Además, es importante mencionar que debido a la situación excepcional causada por la pandemia del COVID-19, se ha establecido un tipo impositivo del 0% del IVA para el material sanitario relacionado con la lucha contra el virus.

El IVA en la farmacia

En el caso de las farmacias, el IVA tiene algunas particularidades. En primer lugar, es importante destacar que las farmacias no tienen que declarar el IVA, pero sí tienen que pagarlo. Esto se debe a que las farmacias están regidas por un régimen conocido como Recargo de Equivalencia, que está creado para los comerciantes minoristas. Este régimen requiere el pago de un IVA obligatorio, pero está diseñado para los productos que no se transforman cuando llegan al consumidor final, como ocurre con los medicamentos en las farmacias.

En cuanto a los tipos de IVA en productos farmacéuticos, se aplican diferentes porcentajes dependiendo del tipo de producto. Los medicamentos tienen un IVA del 4%, los productos sanitarios tienen un IVA del 10% y los productos de parafarmacia tienen un IVA del 21%. Tener en cuenta que el recargo de equivalencia siempre debe venir marcado por el proveedor, ya que es él quien es responsable legal del pago.

En cuanto a las ventas realizadas en la farmacia, se deben aplicar los tipos de IVA correspondientes según el producto que se esté vendiendo. En ningún caso se debe aplicar el Recargo de Equivalencia, ya que este impuesto es pagado por los comerciantes.

Por otro lado, en cuanto a los gastos derivados del negocio, como el alquiler del local o los servicios de luz, se debe pagar únicamente el IVA correspondiente, sin aplicar el recargo de equivalencia.

Servicios médicos exentos de IVA

Existe la creencia común de que los médicos no cobran IVA, pero esto no siempre es cierto. Según la Ley del IVA, los servicios profesionales de medicina están exentos de IVA cuando son prestados por médicos cirujanos, dentistas y veterinarios de forma individual, sociedades civiles, instituciones de asistencia o beneficencia privada.

Esto significa que en los siguientes casos sí se debe cobrar IVA:

  • Si se realiza una actividad distinta a la atención de pacientes, como la venta de productos, conferencias o alquiler de equipos.
  • Si la persona que realiza el servicio no tiene título de medicina, como en el caso de cosmetólogas o enfermeras en clínicas estéticas.
  • Si se realizan servicios profesionales de medicina a través de sociedades mercantiles.
  • Si se es profesional de la salud, pero no se es médico cirujano, dentista ni veterinario, como en el caso de nutriólogos, psicólogos, fisioterapeutas, enfermeros, entre otros.

Tener en cuenta que estas son solo algunas de las situaciones en las que se debe cobrar IVA, y que siempre es recomendable consultar la legislación vigente y recibir asesoramiento profesional para asegurarse de cumplir con las obligaciones fiscales correspondientes.

El IVA en medicina es un tema complejo que requiere un buen conocimiento de la legislación vigente. Tener en cuenta los diferentes tipos de IVA que se aplican a los productos farmacéuticos y los servicios médicos, así como las excepciones y exenciones que existen. Siempre es recomendable recibir asesoramiento profesional para asegurarse de cumplir con las obligaciones fiscales correspondientes y evitar posibles sanciones.

Fuentes:

  • Artículo 91 de la Ley 37/1992 del IVA.
  • Ley 23/2006 de la Propiedad Intelectual.
  • Artículo 15, fracción XIV de la Ley del IVA.
  • Artículo 41 del Reglamento de la Ley del IVA.

Consultas habituales

¿Cuál es el tipo de IVA aplicable a los medicamentos?

El tipo de IVA aplicable a los medicamentos para uso humano, así como las sustancias medicinales, formas galénicas, fórmulas magistrales y preparados oficinales, es el tipo superreducido del 4%. Los productos intermedios utilizados para la obtención de medicamentos tributan al tipo general del impuesto, que es del 21%.

¿Qué es el Recargo de Equivalencia en farmacia?

El Recargo de Equivalencia es un régimen especial de IVA creado para los comerciantes minoristas, como las farmacias. Este régimen requiere el pago de un IVA obligatorio, pero está diseñado para los productos que no se transforman cuando llegan al consumidor final, como los medicamentos en las farmacias.

¿Qué servicios médicos están exentos de IVA?

Los servicios profesionales de medicina prestados por médicos cirujanos, dentistas y veterinarios de forma individual, sociedades civiles, instituciones de asistencia o beneficencia privada están exentos de IVA. Sin embargo, existen algunas excepciones, como la realización de actividades distintas a la atención de pacientes o la prestación de servicios profesionales por parte de otros profesionales de la salud que no sean médicos, dentistas o veterinarios.

Tabla de tipos de IVA en productos farmacéuticos

Producto Tipo de IVA
Medicamentos 4%
Productos sanitarios 10%
Productos de parafarmacia 21%

El IVA en medicina es un aspecto importante a tener en cuenta tanto para los profesionales de la salud como para los pacientes. Es fundamental comprender los diferentes tipos de IVA aplicables a los productos farmacéuticos y los servicios médicos, así como las excepciones y exenciones que existen. Recuerda siempre consultar la legislación vigente y recibir asesoramiento profesional para asegurarte de cumplir con tus obligaciones fiscales correctamente.

Subir