Infiltraciones estéticas: rejuvenece sin cirugía

Si estás buscando una forma de rejuvenecer tu aspecto facial sin someterte a una cirugía convencional, las infiltraciones estéticas pueden ser la solución ideal para ti. En nuestra clínica de cirugía estética en Albacete, te ofrecemos una amplia variedad de tratamientos de infiltración para ayudarte a lograr una apariencia más joven y saludable en tu rostro.

Índice

¿Qué son las infiltraciones estéticas?

Las infiltraciones estéticas son tratamientos que se aplican para el rejuvenecimiento facial sin necesidad de recurrir a la cirugía. Estos procedimientos implican la aplicación de sustancias específicas en el rostro a través de micro inyecciones. Son tratamientos discretos que se realizan en poco tiempo, generalmente en tan solo 30 minutos.

Existen diferentes tipos de infiltraciones estéticas, algunas de ellas con efectos que duran pocos meses y otras que pueden durar hasta dos años. Estos tratamientos ayudan a atenuar arrugas y líneas de expresión, hidratar y recuperar la elasticidad de la piel, y en algunos casos, remodelar regiones faciales como la nariz, los pómulos y el mentón.

Los rellenos faciales son una de las formas más comunes de infiltraciones estéticas. Hay rellenos faciales naturales, que son sustancias bioabsorbibles y su duración depende de la densidad; y rellenos faciales sintéticos, que son sustancias creadas en laboratorios y duran más tiempo en el cuerpo. También existen rellenos tópicos, que se aplican externamente y tienen un efecto rápido y de corta duración, y rellenos inyectables, que se aplican con micro jeringas y tienen efectos más prolongados.

Tipos de infiltraciones estéticas más efectivas

Existen varios tipos de infiltraciones estéticas que son populares y efectivas para el rejuvenecimiento facial. Algunos de ellos incluyen:

Toxina botulínica (Botox)

La toxina botulínica, también conocida como Botox, es una sustancia que se utiliza para detener la evolución de las arrugas. A diferencia de los rellenos faciales, el Botox no es un relleno en sí mismo, sino una sustancia que relaja los músculos faciales para evitar la formación de arrugas.

El Botox se aplica principalmente en las arrugas frontales y periorbitarias (patas de gallo), el entrecejo, los labios, las bandas verticales del cuello, las arrugas de la raíz nasal y el descenso de las comisuras bucales. El efecto del Botox puede durar entre tres meses y un año, dependiendo de cada persona.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es otro tipo de infiltración estética muy popular. Contribuye a la síntesis del colágeno natural, hidrata y reafirma la piel, y ayuda a reducir las arrugas y los pliegues en la piel. Los resultados del ácido hialurónico son muy naturales y pueden durar hasta un año.

El ácido hialurónico se aplica comúnmente en los surcos glabelares (entrecejo), los nasoyugales (ojeras), los pómulos, los labios, los surcos nasogenianos y las líneas de marioneta.

Plasma rico en plaquetas

El plasma rico en plaquetas es otro tipo de infiltración estética que se utiliza para mejorar la apariencia de la piel. Consiste en extraer sangre del paciente, tratarla y luego inyectarla nuevamente en el rostro. Este tratamiento ayuda a reducir las arrugas y a lograr una apariencia más joven.

Colágeno

El colágeno es una proteína natural que se utiliza para el rejuvenecimiento facial y para tratar problemas como la flacidez y las cicatrices causadas por el acné. El colágeno puede dar volumen a los labios, mejorar la elasticidad y resistencia de la piel, y reducir las líneas de expresión y arrugas.

Existen diferentes tipos de colágeno que se utilizan en tratamientos estéticos, como el colágeno bovino, humano y de animales marinos. Los resultados con colágeno suelen durar entre cuatro y doce semanas, dependiendo del tipo de colágeno utilizado.

Grasa corporal (lipofilling)

El lipofilling, también conocido como grasa corporal, es un tipo de infiltración estética que implica el uso de grasa del propio paciente para rellenar áreas específicas del rostro. La grasa se obtiene a través de una liposucción en áreas como el abdomen, los muslos o las nalgas, y luego se inyecta en el rostro para dar volumen y mejorar el aspecto.

El lipofilling es un tratamiento permanente y los resultados pueden variar dependiendo de la cantidad de grasa reabsorbida. La recuperación después del lipofilling es rápida y los resultados finales se ven aproximadamente a los 3 meses.

Escoge el tratamiento adecuado para ti

Con la gran variedad de tratamientos de infiltración estética disponibles, es importante escoger el que mejor se adapte a tus necesidades y expectativas. Para ello, es fundamental acudir a un médico especializado que evalúe tu piel y te asesore sobre cuál es el mejor tratamiento para ti.

Recuerda que el rostro es una parte delicada del cuerpo y cualquier error o dosis inadecuada puede tener consecuencias a largo plazo. Busca siempre un médico especializado y pide referencias antes de someterte a cualquier tratamiento estético.

Si estás interesado en mejorar el aspecto de tu rostro, te invitamos a visitar nuestra clínica en Albacete y Madrid, donde te ofrecemos una amplia gama de tratamientos de infiltración estética. Nuestros expertos te asesorarán y te ayudarán a escoger el tratamiento adecuado para ti, para lograr resultados naturales y armoniosos.

¡No esperes más para rejuvenecer tu rostro sin cirugía!

Subir