Tipos de incrustaciones dentales: materiales y partes del diente

Existen varios tipos de incrustaciones dentales que se utilizan según las necesidades de cada paciente. Estos tipos de incrustaciones se pueden clasificar en función del material utilizado y de la parte del diente a recubrir.

Índice

Incrustaciones dentales según el material

Las incrustaciones dentales se pueden fabricar a partir de diferentes materiales, entre los más usados se encuentran:

  • Incrustaciones de composite: Se elaboran a partir de una mezcla de resina y partículas de cerámica. Son una opción más económica que las incrustaciones de porcelana.
  • Incrustaciones de porcelana: Se elaboran a partir de porcelana o cerámica. Son una opción más estética y duradera que las incrustaciones de composite.

Aunque a día de hoy es posible ver a personas con incrustaciones de metal, cada vez está más en desuso debido a los avances en materiales más estéticos como el composite y la porcelana.

Incrustaciones dentales según la parte a recubrir

Existen diferentes tipos de incrustaciones dentales que se pueden usar dependiendo de la parte del diente que desees recubrir. Estas incrustaciones dentales son: inlay, onlay y overlay.

  • Incrustación dental inlay: Se realiza en los dientes posteriores para reparar el daño provocado por caries, grietas o fracturas. Devuelve la estructura y anatomía perdidas.
  • Incrustación dental onlay: Similar a la incrustación inlay, pero con una mayor extensión, cubriendo incluso los bordes. Se realiza en piezas dentales grandes como los molares.
  • Incrustación dental overlay: La más extensa de las tres, se utiliza cuando los dientes están completamente deteriorados por caries, fracturas o desgaste. Consiste en la colocación de una corona sobre el diente afectado.

Es muy importante tener en cuenta el tipo de incrustación dental que se debe utilizar, esto va a depender de la situación de la pieza dental y de la extensión de la lesión que tengas. Para saberlo con exactitud es importante que acudas al dentista para que establezca un diagnóstico preciso y determine la mejor solución para tu caso concreto.

La elección del material para una incrustación dental depende de varios factores, como la ubicación del diente, la extensión del daño y las preferencias del paciente. Los dos materiales más comunes utilizados en las incrustaciones dentales son el composite y la porcelana.

Las incrustaciones de composite son una opción más económica y se elaboran a partir de una mezcla de resina y partículas de cerámica. Son menos duraderas que las incrustaciones de porcelana, pero ofrecen una buena estética y resistencia. Además, se pueden realizar en el consultorio dental en una sola visita, ya que se moldean y endurecen con luz ultravioleta.

Por otro lado, las incrustaciones de porcelana son más estéticas y duraderas. Se elaboran a partir de porcelana o cerámica y se fabrican en un laboratorio dental. Estas incrustaciones ofrecen una apariencia muy natural y pueden durar muchos años con los cuidados adecuados. Sin embargo, su colocación requiere de varias visitas al dentista, ya que se deben realizar impresiones y escaneos 3D para su fabricación.

Tanto las incrustaciones de composite como las de porcelana son opciones válidas para una incrustación dental. La elección del material dependerá de las necesidades y preferencias de cada paciente, así como de la recomendación del dentista.

Subir