Estética en la antigua grecia: el canon de belleza

La estética en la Antigua Grecia fue un tema de gran importancia y obsesión para la sociedad de la época. Durante este período, se buscaba establecer un canon de belleza ideal para el cuerpo humano, tanto en hombres como en mujeres. A través de la escultura y otras manifestaciones artísticas, los griegos expresaban su concepto de la belleza y la perfección física.

Índice

El canon de belleza en la Grecia clásica

En el período arcaico (siglos VIII-V a.C.), se estableció que el cuerpo humano perfecto debía medir siete veces la cabeza. Los modelos de belleza eran principalmente masculinos, como los efebos y los jóvenes atletas, quienes mostraban el desnudo completo. Por otro lado, las mujeres eran representadas vestidas. Los rasgos faciales característicos incluían ojos grandes, nariz afilada, boca y orejas proporcionadas, mejillas y mentón ovalados, y cabello ondulado detrás de la cabeza. Además, se consideraba que los senos debían ser pequeños.

A partir del siglo V a.C., el canon de belleza evolucionó y pasó a ser de ocho cabezas. En esta etapa, se comenzaron a representar desnudos femeninos que eclipsaron por completo a los masculinos. Surgió el mito de Afrodita, la diosa de la belleza, el placer y el amor. La escultura más famosa que representa a Afrodita es la afrodita de Praxíteles, considerada el canon de belleza femenina. Se cree que la modelo de esta escultura fue Friné, quien tuvo una vida interesante y polémica.

Friné y su influencia en la estética griega

Friné fue una famosa cortesana y modelo de la Antigua Grecia. Es conocida por ser la modelo de la afrodita de Praxíteles y por su defensa ante un tribunal en el que fue acusada de impiedad. Su defensor, Hipérides, logró convencer al tribunal de su inocencia al hacerla desnudar ante ellos. Al ver su belleza desnuda, el tribunal decidió liberarla de inmediato, considerando que condenarla sería condenar a la propia diosa Afrodita.

El caso de Friné y su influencia en la estética griega refleja la importancia que se le daba a la belleza y el desnudo femenino en la sociedad de la época. A partir de ese momento, los desnudos femeninos se convirtieron en una representación común en el arte griego, y se consideraron la máxima expresión de la belleza y la perfección física.

estetica en la antigua grecia - Cómo era la belleza antigua

La estética en la Antigua Grecia y la influencia romana

En la Antigua Roma, la estética también jugó un papel importante, aunque con diferencias respecto a la estética griega. En la mitología romana, Venus era la diosa de la belleza, y en su cortejo se encontraban las tres diosas inferiores o de compañía, conocidas como las Tres Gracias. Estas representaban a la virgen, la esposa y la amante, es decir, tres tipos diferentes de mujer.

La representación de la belleza en el arte romano se centraba más en la personalidad humana que en la perfección física. Las esculturas romanas solían representar a las Tres Gracias con el pelo mal recogido y en actitud de darse las manos, listas para comenzar a bailar. Aunque en los primeros tiempos de la civilización griega iban vestidas con una fina túnica, posteriormente siempre aparecieron desnudas.

La estética en la Antigua Grecia fue un tema de gran interés y obsesión para la sociedad de la época. A través de la escultura y otras manifestaciones artísticas, los griegos buscaban establecer un canon de belleza ideal para el cuerpo humano. Durante el período arcaico, se consideraba que el cuerpo perfecto debía medir siete veces la cabeza, y los modelos de belleza eran principalmente masculinos. Sin embargo, a partir del siglo V a.C., el canon de belleza pasó a ser de ocho cabezas y se comenzaron a representar desnudos femeninos que eclipsaron por completo a los masculinos.

La influencia de Friné, la modelo de la afrodita de Praxíteles, fue fundamental en la estética griega, ya que su belleza desnuda impactó en el tribunal que la juzgaba y la liberaron inmediatamente. A partir de ese momento, los desnudos femeninos se convirtieron en una representación común en el arte griego y se consideraron la máxima expresión de la belleza y la perfección física.

En la Antigua Roma, la estética también jugó un papel importante, aunque con diferencias respecto a la estética griega. Las Tres Gracias representaban a diferentes tipos de mujer y se centraba más en la personalidad humana que en la perfección física.

Subir