Abrir empresa de estética: pasos y requisitos

Si estás pensando en emprender en el sector de la belleza, abrir una empresa de estética puede ser una gran oportunidad para ti. En este artículo, responderemos a varias consultas habituales que te surgirán al iniciar tu propio negocio en este campo.

Índice

¿Qué se necesita para abrir un negocio de estética?

Abrir un negocio de estética requiere de una serie de pasos y requisitos que debes cumplir para garantizar un funcionamiento legal y exitoso. Algunos de los aspectos clave que debes tener en cuenta son:

  • Elaborar tu Plan de Negocio: Es fundamental contar con un plan de negocio sólido que incluya tus servicios y precios, ubicación estratégica, inversión en publicidad y capital inicial para compras, proveedores y la capacitación de tu personal.
  • Definir tus servicios: Enfócate en al menos tres áreas donde seas experto, como manicures y arte en uñas, cabello y tratamientos estéticos faciales y corporales. Ofrecer una variedad de servicios atractivos para tus clientes te ayudará a destacar en el mercado.
  • Elegir una ubicación estratégica: Es importante que tu empresa de estética esté ubicada en un lugar con alto flujo peatonal, cerca de lugares frecuentados como supermercados, bancos, escuelas y centros comerciales. Esto te garantizará visibilidad y atraerá a más clientes potenciales.
  • Obtener los permisos y licencias necesarios: Para operar legalmente, deberás tramitar diferentes licencias y permisos, como el RFC ante el SAT, el certificado de uso de suelo, el aviso mercantil, el aviso sanitario COFEPRIS y el trámite QR de Covid. Cumplir con los requisitos legales es fundamental para evitar problemas en el futuro.

¿Cómo sacar permiso para abrir una estética o spa?

El proceso para obtener los permisos necesarios para abrir una estética o spa puede variar según la ubicación geográfica. En el caso de la Ciudad de México, algunos de los requisitos incluyen:

  • Tener un RFC: Deberás tramitar tu Registro Federal de Contribuyentes ante la oficina del SAT.
  • Contar con un local: Debes tener un contrato de arrendamiento que respalde el uso del espacio para tu negocio.
  • Dar de alta al personal en el IMSS: Es importante asegurarte de que tu personal esté dado de alta en el Instituto Mexicano del Seguro Social.
  • Cumplir con las normas sanitarias: Deberás cumplir con la NORMA NMX-R-085-SCFI-2016, que establece los requisitos sanitarios para los establecimientos de belleza.

Es recomendable investigar los requisitos específicos de tu localidad y consultar con un especialista en trámites legales para asegurarte de cumplir con todas las regulaciones.

Inversión inicial para abrir una empresa de estética

La inversión inicial para abrir una empresa de estética puede variar dependiendo de varios factores, como el tamaño del local, los servicios que ofrezcas y los equipos y productos que necesites adquirir. Algunos de los elementos y herramientas esenciales que puedes considerar son:

  • Artículos para el salón: Toallas, capas para peluquerías, cepillos, pinzas, guantes, gorros, tapetes y tazones para mezclar tinturas.
  • Equipo para el salón: Lavamanos, delantal, portacosas, sillones, sala de espera, tijeras, tapetes y guantes.
  • Herramientas para el cabello: Secadores de cabello, planchas, difusores, fijadores de rodillo, cepillos, peines, tintes, alaciadores, aclaradores, lociones activadoras de color, coloraciones, mascarillas y cremas acondicionadoras.

Es recomendable realizar un listado de las compras indispensables para tu salón y solicitar cotizaciones a diferentes proveedores para obtener los mejores precios. Además, puedes considerar la posibilidad de obtener financiamiento a través de préstamos o inversionistas para cubrir los gastos iniciales.

Abrir una empresa de estética puede ser una excelente opción para emprender en el sector de la belleza. Si sigues los pasos adecuados, cumples con los requisitos legales y ofrecer servicios de calidad, podrás posicionarte como una opción atractiva para tus clientes y alcanzar el éxito en este lucrativo campo.

Subir