Contraindicaciones de la aparatología estética

La aparatología estética se ha convertido en una herramienta fundamental en los tratamientos de belleza y cuidado de la piel. Estos dispositivos utilizan tecnología avanzada para ofrecer resultados efectivos y duraderos. Sin embargo, tener en cuenta que existen algunas contraindicaciones que deben ser consideradas antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento con aparatología estética.

Índice

¿Por qué usar la alta frecuencia durante los tratamientos?

Antes de hablar sobre las contraindicaciones, es importante entender por qué se utiliza la alta frecuencia durante los tratamientos faciales. La alta frecuencia es un aparato que se utiliza en los centros de cuidado de la piel y tiene propiedades germicidas. Este aparato utiliza una corriente alterna y contiene electrodos de gas que producen ozono cuando se electrifican.

La alta frecuencia se aplica después de realizar la extracción en el tratamiento facial. Su principal objetivo es eliminar las bacterias y reducir la inflamación de la piel. Además, la alta frecuencia ayuda a mejorar la circulación sanguínea, estimula la producción de colágeno y elastina, y mejora la apariencia general de la piel.

Contraindicaciones de la alta frecuencia

Aunque la alta frecuencia es un tratamiento seguro y efectivo, existen algunas contraindicaciones que deben ser consideradas antes de someterse a este tipo de tratamiento. Estas contraindicaciones incluyen:

  • Personas con marcapasos: El uso de la alta frecuencia puede interferir con el funcionamiento de un marcapasos. Es importante informar al esteticista si se tiene un marcapasos antes de someterse a este tratamiento.
  • Implantes metálicos: Los implantes metálicos, como placas y tornillos, pueden causar una reacción adversa cuando se exponen a la alta frecuencia. Se recomienda evitar el uso de la alta frecuencia en áreas cercanas a los implantes metálicos.
  • Heridas abiertas: La alta frecuencia utiliza corriente eléctrica, por lo que no se recomienda su uso en heridas abiertas o lesiones en la piel. Esto puede causar irritación y retrasar el proceso de cicatrización.
  • Procesos tumorales: Si se tiene un proceso tumoral en la piel, es importante evitar el uso de la alta frecuencia. La estimulación eléctrica puede acelerar el crecimiento del tumor y causar complicaciones adicionales.
  • No en los ojos: La alta frecuencia no debe ser aplicada directamente en los ojos. Esto puede causar daño ocular y afectar la visión.
  • Recién haberse realizado infiltraciones: Después de realizar infiltraciones, como botox o rellenos dérmicos, se recomienda esperar un período de tiempo antes de someterse a un tratamiento con alta frecuencia. Esto se debe a que la alta frecuencia puede interferir con los resultados de las infiltraciones.
  • Fiebre: Si se tiene fiebre, es importante evitar el uso de la alta frecuencia. La fiebre indica que el cuerpo está luchando contra una infección y la aplicación de la alta frecuencia puede empeorar la condición.
  • Embarazo: Durante el embarazo, se recomienda evitar el uso de la alta frecuencia. Aunque no existen estudios concluyentes sobre los efectos del tratamiento en el feto, es mejor prevenir cualquier posible riesgo.

Tratamientos faciales con alta frecuencia

Uno de los tratamientos faciales más populares que utiliza la alta frecuencia es el Facial Complete Energy. Este tratamiento busca mejorar la piel a través de varios pasos. Comienza eliminando el maquillaje y retirando las células muertas con una exfoliación profunda. Luego, se procede a la eliminación de puntos negros y se realiza un masaje facial correspondiente a la condición de la piel.

Después de eso, se aplica un suero personalizado que ayuda a potenciar los resultados del tratamiento. En este punto, se utiliza la alta frecuencia para ayudar a la penetración de los ingredientes activos en la piel. Finalmente, se aplica una mascarilla, un humectante, un contorno de ojos y una protección solar para completar el tratamiento.

Es importante destacar que este tratamiento debe ser realizado por profesionales capacitados y en un centro de confianza. Además, es fundamental seguir las recomendaciones del esteticista y no realizar el tratamiento si se presentan alguna de las contraindicaciones mencionadas anteriormente.

Consultas habituales

¿La alta frecuencia duele?

No, la alta frecuencia no es dolorosa. Durante el tratamiento, es posible sentir una leve sensación de hormigueo o calor en la piel, pero esto es totalmente normal y no causa ningún tipo de dolor.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento con alta frecuencia?

La duración del tratamiento con alta frecuencia puede variar dependiendo del tipo de tratamiento y las necesidades individuales. En el caso del Facial Complete Energy mencionado anteriormente, el tratamiento tiene una duración aproximada de una hora.

¿Cuántas sesiones se necesitan para ver resultados?

La cantidad de sesiones necesarias para ver resultados varía dependiendo de cada persona y de la condición de la piel. En general, se recomienda realizar varias sesiones espaciadas en el tiempo para obtener resultados óptimos.

¿Cuáles son los beneficios de la alta frecuencia en la piel?

La alta frecuencia ofrece varios beneficios para la piel. Estos incluyen la eliminación de bacterias, la reducción de la inflamación, la mejora de la circulación sanguínea, la estimulación de la producción de colágeno y elastina, y la mejora de la apariencia general de la piel.

La aparatología estética, como la alta frecuencia, puede ser una excelente opción para mejorar la apariencia de la piel. Sin embargo, tener en cuenta las contraindicaciones antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento. Siempre es recomendable consultar con un profesional capacitado y seguir sus recomendaciones para obtener los mejores resultados y evitar cualquier tipo de complicación.

Subir