Cómo se hace el alcohol medicinal: producción y componentes

El alcohol medicinal, también conocido como alcohol etílico, es un producto ampliamente utilizado en la industria de la medicina y la estética. Se utiliza para desinfectar heridas, limpiar instrumentos médicos y como base para la elaboración de medicamentos y productos cosméticos. En este artículo, te explicaremos cómo se produce el alcohol medicinal y cuáles son sus principales componentes.

Índice

Producción de alcohol a partir de maíz y caña de azúcar

El alcohol medicinal se obtiene a partir de la fermentación del maíz y la caña de azúcar. Estos dos cultivos son los más utilizados en la Argentina para producir bioetanol, que es la materia prima para la fabricación del alcohol etílico.

En el caso de la caña de azúcar, el proceso de producción de alcohol está ligado a la fabricación de azúcar. Se extrae la sacarosa del tallo de la planta, se concentra y cristaliza en los granos de azúcar. Durante este proceso, queda un remanente de materia rica en azúcares llamada melaza, que no puede cristalizar pero sí puede fermentar. Esta melaza es una de las materias primas utilizadas para elaborar alcohol 96°. Por cada tonelada de caña de azúcar, se obtienen aproximadamente entre 100 y 110 kg de azúcar y unos 10 litros de alcohol etílico 96°.

En el caso del maíz, el proceso de producción de alcohol es un poco diferente. El maíz contiene almidón, que debe ser descompuesto en sacarosa para que pueda ser convertido en alcohol. Este proceso se realiza mediante la solubilización del almidón utilizando enzimas. Una vez que el almidón se ha convertido en sacarosa, el proceso de fermentación continúa de manera similar al del azúcar de caña. A partir de una tonelada de maíz, se obtienen casi tres partes iguales de alcohol 96°, burlanda (un subproducto sólido utilizado en la nutrición ganadera) y dióxido de carbono.

Es importante destacar que el alcohol 96° obtenido a partir de caña de azúcar o maíz es el mismo y se utiliza indistintamente en la producción de alcohol medicinal.

La glicerina y otros componentes del alcohol en gel

Además del alcohol etílico 96°, el alcohol en gel utilizado con fines medicinales lleva otros componentes que le otorgan propiedades humectantes y gelificantes. Uno de estos componentes es la glicerina, que se obtiene como subproducto de la producción de biodiesel a partir de aceite de soja. La glicerina ayuda a mantener la humedad en la piel y evita que el alcohol se evapore rápidamente.

Otro componente importante del alcohol en gel es el carbómero, que tiene propiedades emulsificantes, viscosizantes y gelificantes. Este componente es fundamental en la elaboración de un gel con la consistencia adecuada.

Además, el alcohol en gel lleva trietanolamina para neutralizar el pH y lograr un gel suave, y agua desmineralizada que ayuda a reducir la evaporación del alcohol y proporciona una acción más prolongada al entrar en contacto con la piel.

Consultas habituales sobre el alcohol medicinal

  • ¿El alcohol etílico 96° es seguro para su uso en la piel?

    Sí, el alcohol etílico 96° es seguro para su uso en la piel siempre y cuando se utilice de manera adecuada. Tener en cuenta que el alcohol puede ser irritante para algunas personas, especialmente si se aplica en heridas abiertas o piel sensible. Se recomienda seguir las instrucciones de uso y consultar a un profesional de la salud en caso de duda.

  • ¿Puede el alcohol en gel matar bacterias y virus?

    Sí, el alcohol en gel con una concentración de alcohol de al menos el 60% puede ser efectivo para matar bacterias y virus, incluyendo el virus causante del COVID-1Sin embargo, tener en cuenta que el alcohol en gel no es eficaz contra todos los tipos de microorganismos y no reemplaza la necesidad de lavarse las manos con agua y jabón.

  • ¿Cuál es la diferencia entre el alcohol medicinal y el alcohol desnaturalizado?

    El alcohol medicinal es un producto seguro para su uso en la piel y en la industria de la medicina y la estética. Por otro lado, el alcohol desnaturalizado es un tipo de alcohol que ha sido adulterado con sustancias tóxicas para evitar su consumo humano. El alcohol desnaturalizado se utiliza principalmente como disolvente y no es seguro para su uso en la piel o el consumo.

El alcohol medicinal, también conocido como alcohol etílico, se produce a partir de la fermentación del maíz y la caña de azúcar. También se puede obtener a partir de la destilación de cerveza. El alcohol en gel utilizado con fines medicinales lleva además glicerina, carbómero, trietanolamina y agua desmineralizada. Estos componentes le otorgan propiedades humectantes, emulsificantes y gelificantes. Es importante utilizar el alcohol en gel de manera adecuada y seguir las recomendaciones de uso para garantizar su eficacia y seguridad.

Subir