Cómo reducir la urea con medicina natural

La urea alta en sangre puede ser un indicador de problemas en el hígado o los riñones. En este artículo, te explicaremos qué es la urea y cómo puedes reducir sus niveles utilizando medicina natural.

Índice

Formación de urea

La urea es el producto final de la excreción del nitrógeno amínico en el organismo. Su formación tiene lugar en el hígado a través de un mecanismo cíclico conocido como ciclo de la urea. Este ciclo utiliza grupos amino derivados de los aminoácidos y una molécula de CO2 para producir urea, que luego es transportada por la sangre a los riñones y excretada en la orina.

El ciclo de la urea involucra varias enzimas y reacciones químicas que se llevan a cabo en el hígado. Estas reacciones requieren energía en forma de ATP y resultan en la formación de una molécula de urea a partir de dos grupos amino y una molécula de CO

Es importante destacar que la separación entre el citosol y la mitocondria en las células hepáticas es crucial para evitar la acumulación de amoniaco libre en sangre, ya que este compuesto puede ser tóxico.

Valores de referencia de la urea

Los valores normales de urea en sangre son de 10 a 40 mg/dl o 2,5 a 6,4 mmol/L en hombres y mujeres adultos. Valores por encima de 40 mg/dl se consideran altos y por encima de 100 mg/dl pueden ser peligrosos.

Posibles causas de tener la urea elevada

Existen varias posibles causas de tener la urea elevada en sangre:

  • Fallo hepático: si la urea se encuentra elevada junto con las transaminasas en la analítica, puede ser indicativo de un problema en el hígado.
  • Fallo renal: si la urea está elevada junto con la creatinina, puede ser señal de un problema en los riñones.
  • Dieta alta en proteínas: una ingesta excesiva de proteínas puede llevar a un aumento en la producción de urea.
  • Otras causas: deshidratación, enfermedad de Addison, actividad física intensa, fallo cardíaco y algunos medicamentos pueden contribuir a la elevación de la urea en sangre.

Medidas para reducir los niveles de urea en sangre

Si tienes la urea elevada, existen algunas medidas que puedes tomar para reducir sus niveles:

  • Incrementar la ingesta de agua: mantenerse hidratado ayuda a eliminar toxinas y reducir el nivel de urea en sangre.
  • Reducir la ingesta de proteínas: ya que la urea se forma a partir de la degradación de los aminoácidos, reducir la ingesta de proteínas puede disminuir la producción de urea.
  • Vigilar la ingesta de fósforo, sodio y potasio: reducir la ingesta de proteínas también ayuda a controlar la ingesta de estos minerales.
  • Realizar actividad física moderada: el ejercicio intenso puede aumentar la producción de urea, por lo que es recomendable realizar actividad física moderada.

Qué comer para bajar la urea

Además de las medidas mencionadas anteriormente, existen algunos alimentos que pueden ayudar a reducir los niveles de urea en sangre:

  • Diuréticos naturales: la piña, sandía, manzana, papaya, alcachofas, espárragos, cítricos, apio, perejil y uvas tienen propiedades diuréticas y pueden ayudar a eliminar toxinas y reducir la retención de líquidos.
  • Infusiones: algunas plantas como la cola de caballo, grama, ginseng, diente de león, canela, pingüica, palo azul y manzanilla tienen propiedades medicinales que ayudan a eliminar toxinas y mejorar la función renal.
  • Alimentos ricos en fibra: una dieta rica en fibra puede ayudar a reducir los niveles de urea, especialmente en personas con insuficiencia renal. Algunos alimentos ricos en fibra son la avena, leguminosas, frutos secos, centeno, manzana y coco.

Es importante recordar que antes de realizar cambios en tu dieta o estilo de vida para reducir los niveles de urea, es recomendable consultar a un médico o nutricionista para recibir orientación adecuada.

La urea alta en sangre puede ser indicativo de problemas en el hígado o los riñones. Sin embargo, existen medidas que se pueden tomar para reducir sus niveles, como incrementar la ingesta de agua, reducir la ingesta de proteínas, vigilar la ingesta de minerales, realizar actividad física moderada y consumir alimentos diuréticos y ricos en fibra. Recuerda siempre consultar a un profesional de la salud antes de realizar cambios en tu dieta o estilo de vida.

Subir