Medicina biorreguladora: autorregulación para la salud

La Medicina Biorreguladora de Sistemas (BrSM) es una ciencia médica creada por el Dr. Hans-Heinrich Reckeweg en 1936 en Alemania. Su objetivo principal es permitir que un organismo enfermo se recupere mediante su propio mecanismo de defensa. Esta rama de la medicina utiliza elementos de origen natural para aumentar las defensas del cuerpo.

Índice

El cuerpo humano y su complejidad

El cuerpo humano es un sistema complejo, donde su estabilidad y salud dependen de la interacción de los distintos sistemas que lo componen, como el sistema inmunológico, el endocrino, el nervioso y el digestivo, entre otros.

La Medicina Biorreguladora tiene como propósito movilizar de manera fisiológica los mecanismos del cuerpo para favorecer la curación, en vez de eliminar solamente los síntomas y los signos de la enfermedad. Los Medicamentos Biorreguladores actúan fortaleciendo los diferentes sistemas del cuerpo y eliminando sustancias nocivas, además de mejorar el drenaje de los órganos.

Este enfoque de medicina biorreguladora también promueve cambios inmunológicos significativos, lo que contribuye a mejorar el tiempo de respuesta de las defensas del cuerpo ante las enfermedades.

Resultados de la Medicina Biorreguladora

Después de un tratamiento con la Medicina Biorreguladora, el organismo es capaz de autorregularse. Algunos de los primeros efectos que se pueden experimentar son la recuperación de la energía corporal, aumento en la capacidad de concentración, mejoría en la calidad del sueño y disminución de la irritabilidad.

Posteriormente, los pacientes pueden experimentar la disminución de dolores específicos o dolores que ya se han vuelto imperceptibles por la costumbre, mejoría en el proceso digestivo, disminución de hinchazones, entre otros beneficios para la salud.

Tener en cuenta que la resolución de la situación puede tomar más tiempo que con los medicamentos convencionales, especialmente en casos de enfermedades que llevan muchos meses o años de evolución. La Medicina Biorreguladora trabaja en conjunto con los mecanismos curativos naturales del cuerpo y su tiempo de respuesta es proporcional al tiempo de instalación de los síntomas.

Aplicación de la Medicina Biorreguladora

Todas las enfermedades pueden ser abordadas desde la Medicina Biorreguladora, ya que contribuye a la desintoxicación de los tejidos, colabora con el sistema inmunológico y restablece el funcionamiento celular. Esta modalidad terapéutica puede utilizarse como tratamiento único o complementario.

Enfermedades agudas como infecciones, dolores, cefaleas, así como enfermedades crónicas, alteraciones metabólicas, cardiovasculares, degenerativas y oncológicas pueden ser tratadas desde este enfoque biológico e integrativo de la salud.

La Medicina Biorreguladora no presenta interacciones con otros medicamentos y sus componentes naturales la hacen segura y bien tolerada por diferentes pacientes con otros tratamientos médicos.

Beneficios y riesgos

Los medicamentos biorreguladores tienen un excelente perfil de seguridad y una eficacia demostrada y avalada por múltiples estudios clínicos. Son medicamentos bien tolerados, casi sin efectos secundarios y altamente eficaces.

Los pacientes que se someten a este tipo de tratamientos deben comprender que el proceso puede llevar más tiempo que otros métodos farmacológicos, ya que se busca recuperar el orden del organismo y no simplemente suprimir los síntomas.

La Medicina Biorreguladora está basada en componentes de origen natural, en diluciones muy altas, lo que contribuye a que el cuerpo lo tolere muy bien y no presente reacciones alérgicas. Además, no interactúa con otros medicamentos y no presenta efectos secundarios significativos.

Recomendaciones y confianza en la Medicina Biorreguladora

Los medicamentos biorreguladores se pueden usar con alto grado de confianza por parte de los pacientes. Existen numerosos estudios clínicos que respaldan su eficacia y seguridad.

En la actualidad, muchos profesionales médicos que practican la medicina occidental han visto los beneficios de la medicina biorreguladora en las terapias complementarias con sus pacientes y la utilizan de manera complementaria para mejorar la salud.

La Medicina Biorreguladora es una modalidad terapéutica que busca la autorregulación del organismo, utilizando elementos naturales para fortalecer los sistemas del cuerpo y eliminar sustancias nocivas. Sus beneficios son evidentes en la recuperación de la energía corporal, mejoría en la concentración, calidad del sueño y disminución de la irritabilidad. Se puede aplicar en diversas enfermedades tanto agudas como crónicas, y es una opción segura y bien tolerada por los pacientes.

Subir