Origen y evolución de los cánones de belleza

El canon de belleza ha sido una constante a lo largo de la historia, cambiando radicalmente de una época a otra. Pero, ¿quién establece estos cánones? En este artículo, exploraremos quién los estableció y cómo han evolucionado a lo largo del tiempo.

Índice

¿Qué es un canon de belleza?

Antes de adentrarnos en la historia de los cánones de belleza, es importante comprender qué significa exactamente este término. La palabra canon proviene del griego y se refiere a un conjunto de reglas. En el contexto de la belleza, se trata de normas que determinan lo que se considera hermoso. Sin embargo, estas normas no son fijas y han variado enormemente a lo largo de los siglos.

Cada cultura y época ha tenido sus propios ideales de belleza, y estos ideales no solo están influenciados por las fronteras nacionales, sino también por los cambios históricos y sociales.

Quién estableció los cánones de belleza

Para encontrar los primeros indicios de los cánones de belleza, debemos remontarnos a la antigua Grecia. Fue en esta época cuando Policleto, un escultor griego, estableció la teoría del canon de belleza basada en la simetría. Según Policleto, la belleza se basaba en la proporcionalidad perfecta del cuerpo humano.

Si observamos las esculturas de la época, podemos ver cómo esta teoría se reflejaba en el arte. Los hombres eran representados como atletas musculosos, mientras que las mujeres tenían una postura poco sensual y rasgos faciales duros. La simetría era el elemento dominante en la definición de la belleza.

Además de la simetría, existían otros criterios para determinar la belleza en la antigua Grecia. Los hombres debían ser valientes y emocionalmente equilibrados, además de ser grandes atletas. Las mujeres, por otro lado, alcanzaban un estatus divino si conservaban su virginidad y pertenecían al orden de las sacerdotisas.

Factores que influyen en los cánones de belleza

A lo largo de la historia, diferentes factores han influido en la creación de los cánones de belleza. En la actualidad, la globalización y la influencia de las grandes marcas de moda desempeñan un papel importante en la determinación de las tendencias estéticas.

Las reglas de belleza son adoptadas por la mayoría de las personas cuando son aceptadas por la sociedad en general. Esto es similar a cómo se determina un best seller o un premio de la academia del cine. La mayoría tiene la facultad de aceptar o rechazar un canon de belleza, y este puede cambiar rápidamente en función de las tendencias actuales.

Las grandes marcas de moda, a través de la publicidad y los medios de comunicación, tienen una influencia significativa en la aceptación de los cánones de belleza. Sin embargo, gracias a las redes sociales, también podemos ver que existen minorías que difieren de estas normas y promueven la diversidad y la aceptación de diferentes tipos de belleza.

canones esteticos - Cómo afectan los cánones de belleza en la sociedad

Evolución de los cánones de belleza femeninos

La evolución de los cánones de belleza femeninos ha sido especialmente notable a lo largo de los siglos. En el Renacimiento, se valoraban las mujeres con rasgos finos, cuerpos redondeados y bustos firmes. La tez blanca, los ojos claros y el cabello rubio también eran considerados ideales de belleza.

En el Barroco, se buscaba una mayor voluptuosidad en las mujeres. Las caderas anchas, los cuerpos rellenitos y los bustos generosos eran apreciados en esta época. La tez blanca y los ojos grandes setutorialn siendo características deseadas.

En el siglo XIX, durante la época victoriana y el Romanticismo, se enfatizaba la reducción de la cintura a través de corsés que moldeaban la figura. Se buscaba un busto llamativo y un cuerpo esbelto.

A lo largo del siglo XX, los cánones de belleza femeninos han seguido cambiando. Desde mujeres rectilíneas en las primeras décadas, hasta la exaltación de las curvas y las piernas largas en los años 40. En las décadas posteriores, se ha promovido tanto la delgadez como la voluptuosidad, dependiendo de las tendencias de cada época.

En la actualidad, los cánones de belleza continúan evolucionando y son objeto de debate. Las marcas de moda intentan imponer sus propios ideales de belleza, que van desde la mujer delgada y lineal hasta la mujer con curvas pronunciadas. Además, se ha aceptado la inclusión de piercings y tatuajes como parte de la belleza contemporánea.

En los últimos años, la influencia de los cánones de belleza en la sociedad ha aumentado significativamente. Antes, la presión se centraba en la delgadez, promovida por los medios de comunicación tradicionales como la televisión y las revistas. Sin embargo, con la llegada de las redes sociales, esta influencia se ha intensificado.

A través de las redes sociales, las personas reciben constantemente mensajes que ensalzan el aspecto físico. Comentarios como estás muy guapa o pareces cada vez más joven acompañados de numerosos likes refuerzan la importancia de la belleza y los estándares que la sociedad impone. Estos estándares no solo se centran en la delgadez, sino también en otros aspectos como el rostro refinado, los labios voluminosos, los dientes blancos y alineados, y los cuerpos tonificados.

Esta presión por cumplir con los cánones de belleza promovidos en las redes sociales puede generar obsesión y llevar a prácticas agresivas para lograr el estereotipo deseado, como intervenciones quirúrgicas, ejercicio extenuante o restricciones alimentarias. Estos comportamientos, que se presentan como simples y accesibles para todos, pueden ser problemáticos y perjudiciales para las personas que se esfuerzan por alcanzarlos.

Además, los comentarios negativos sobre el cuerpo, conocidos como body shaming, también tienen un impacto significativo en la sociedad. El body shaming ocurre cuando las personas critican el aspecto físico de los demás, alejándose de los cánones de belleza establecidos. Estas críticas pueden tener un efecto perjudicial en la construcción de la imagen corporal y contribuir al desarrollo de trastornos mentales como el Trastorno Dismórfico Corporal o los Trastornos de la Conducta Alimentaria.

Los cánones de belleza tienen un impacto significativo en la sociedad actual. La presión por cumplir con estos estándares puede generar obsesión, problemas emocionales y comportamientos dañinos. Además, el body shaming y los comentarios negativos sobre el cuerpo contribuyen a la construcción de una imagen corporal negativa y pueden llevar al desarrollo de trastornos mentales graves.

Subir