Cambios estéticos en el ascensor de una comunidad: ¿obligación de pagar?

Las comunidades de vecinos pueden ser un escenario de conflictos y disputas entre los propietarios. Uno de los temas que suele generar controversia es la instalación o renovación estética del ascensor. En este artículo, analizaremos si los vecinos están obligados a pagar los cambios estéticos en el ascensor de su comunidad.

Índice

¿Qué dice la Ley de Propiedad Horizontal?

La Ley de Propiedad Horizontal establece que los propietarios de viviendas o locales en un edificio están obligados a contribuir a los gastos de instalación y ejecución del ascensor nuevo. Esto significa que, si se decide realizar cambios estéticos en el ascensor, los propietarios deberán asumir los costos correspondientes.

Según el artículo 1 de la Ley de Propiedad Horizontal, la realización de obras o el establecimiento de nuevos servicios comunes, como la instalación de un ascensor, requerirá el voto favorable de la mayoría de los propietarios que representen la mayoría de las cuotas de participación.

En otras palabras, si se decide realizar cambios estéticos en el ascensor, se debe obtener el consentimiento de la mayoría de los propietarios. Si se obtiene la aprobación necesaria, todos los propietarios, incluidos los de los locales comerciales, estarán obligados a contribuir económicamente a los gastos de la obra.

Excepciones a la obligación de pago

Aunque la Ley de Propiedad Horizontal establece la obligación de pagar los gastos de instalación y ejecución del ascensor, existen algunas excepciones. Por ejemplo, si los estatutos de la comunidad o los acuerdos de la junta establecen expresamente que los propietarios de los locales comerciales están exentos de contribuir a estos gastos, entonces no estarán obligados a pagar.

Además, en el caso de los locales comerciales que no tienen acceso directo al edificio, es posible que exista una norma o regla en los estatutos de la comunidad que los exima de contribuir a los gastos ordinarios y extraordinarios de determinados servicios del edificio, como la limpieza del portal o la luz de la escalera.

En cualquier caso, es importante revisar la escritura de obra nueva y división horizontal o la inscripción de ésta en el Registro de la Propiedad para conocer si se establecen estas exenciones para los locales comerciales.

Reformas que perjudican a un propietario

En ocasiones, puede darse el caso de que una comunidad de vecinos realice reformas en el edificio que perjudiquen a un propietario, como el cierre de un patio interior que le priva de luz y ventilación. En estos casos, el propietario afectado tiene derecho a solicitar judicialmente los daños y perjuicios causados.

Sin embargo, estas reformas no eximen al propietario del pago de los gastos de instalación y ejecución del ascensor. Aunque haya sufrido perjuicios debido a las reformas, sigue estando obligado a contribuir económicamente a los cambios estéticos en el ascensor si así se decide por mayoría de votos.

La Ley de Propiedad Horizontal establece que los propietarios de viviendas y locales comerciales están obligados a contribuir a los gastos de instalación y ejecución del ascensor. Esto incluye los cambios estéticos que se realicen en el ascensor de una comunidad de vecinos.

Existen excepciones a esta obligación, como la existencia de normas o reglas en los estatutos de la comunidad que exoneren a los locales comerciales de contribuir a estos gastos. Sin embargo, en el caso de la instalación ex-novo de un ascensor, todos los propietarios, incluidos los de los locales comerciales, deben contribuir económicamente a los gastos de la obra.

En cuanto a las reformas que perjudican a un propietario, este tiene derecho a reclamar los daños y perjuicios causados, pero no está exento del pago de los gastos del ascensor.

En definitiva, si se decide realizar cambios estéticos en el ascensor de una comunidad de vecinos, todos los propietarios deben asumir los gastos correspondientes, a menos que existan excepciones establecidas en los estatutos o acuerdos de la junta.

Subir