Caléndula: propiedades medicinales y usos en la piel

La caléndula, también conocida como Calendula officinalis, es una planta medicinal que se utiliza desde hace siglos debido a sus propiedades curativas. Originaria de diferentes regiones del mar Mediterráneo, Europa meridional y Egipto, la caléndula es conocida por sus flores de color amarillo o naranja, que florecen durante todo el año.

Índice

Cómo utilizar la caléndula en la piel

La caléndula es muy beneficiosa para el cuidado de la piel, gracias a sus propiedades regeneradoras y cicatrizantes. Esta planta contiene principios activos como los calendulósidos y los flavonoides, que ayudan a acelerar el proceso de curación de heridas, cicatrices, contusiones, picaduras y golpes. También puede aliviar la irritación y el enrojecimiento de la piel después de tratamientos agresivos como la exfoliación o la depilación.

Para utilizar la caléndula en la piel, puedes preparar un cataplasma natural con las hojas y flores de la planta. Machaca las flores con un mortero y aplícalas sobre el área afectada durante unos minutos. Esto ayudará a regenerar la piel dañada y a aliviar la irritación.

Propiedades antiinflamatorias de la caléndula

Otra propiedad destacada de la caléndula es su efecto antiinflamatorio. Esta planta contiene principios amargos como los calendulósidos y la calendulina, así como otros nutrientes como el ácido salicílico, terpenoides, ácido málico y quercetina. Estos componentes le otorgan propiedades antiinflamatorias, antiflogísticas y antisépticas.

La caléndula puede aliviar y reducir la inflamación de la piel, como en el caso de reacciones alérgicas, llagas en la boca o la hinchazón causada por el acné. Para utilizarla, prepara compresas mojadas con la decocción de las flores de caléndula. Hierve unas cuantas flores en un cazo, deja que reposen durante 15 minutos, cuela el líquido y moja un disco de algodón en la infusión. Luego, aplícalo sobre el área afectada para obtener alivio y reducir la inflamación.

Reducción de manchas y estrías

La caléndula también es efectiva para tratar problemas cutáneos como las estrías y las manchas en la piel. Sus propiedades antibióticas y antiinflamatorias, junto con su capacidad cicatrizante, ayudan a reducir y prevenir estas imperfecciones.

Puedes utilizar cataplasmas con las flores de caléndula o aplicar compresas de infusión de caléndula en las áreas afectadas. Estos tratamientos ayudarán a reducir las estrías y las manchas en el rostro y en otras partes del cuerpo.

Tratamiento para pieles sensibles

La caléndula es un remedio natural ideal para tratar los síntomas de las pieles sensibles, como irritaciones, rojeces y descamaciones. Sus propiedades suavizantes, calmantes y emolientes alivian y reducen estos molestos síntomas.

Prepara una infusión con las flores de caléndula y aplícala en las áreas afectadas una vez que esté fría. Puedes utilizar una compresa o un disco de algodón para aplicar la infusión en la piel sensible.

Hidratación de la piel

La caléndula también tiene propiedades hidratantes debido a su contenido de ácidos grasos. Estos ácidos grasos nutren profundamente la piel, dejándola más suave, elástica y reafirmada.

Si tienes la piel seca, la caléndula puede ser tu mejor aliada. Prepara una loción hidratante mezclando flores de caléndula y pétalos de rosa en agua caliente. Deja que repose durante toda la noche y, a la mañana siguiente, tendrás una loción lista para ser aplicada en tu piel.

La caléndula es una planta medicinal con numerosos beneficios para la piel. Sus propiedades regeneradoras, cicatrizantes, antiinflamatorias, hidratantes y suavizantes la convierten en un tratamiento natural eficaz para diversos problemas cutáneos.

Si deseas aprovechar todas las propiedades de la caléndula, te recomendamos utilizarla de forma externa, preparando cataplasmas o compresas con las flores y hojas de la planta. También puedes utilizar infusiones de caléndula para obtener sus beneficios.

Recuerda que, aunque la caléndula es un remedio natural, es importante consultar a un profesional de la salud antes de utilizarla, especialmente si tienes alguna condición médica o estás tomando medicamentos.

Subir