Botox: beneficios estéticos y uso en arrugas y líneas de expresión

El uso del botox en la medicina estética ha estado rodeado de mitos y tabúes durante muchos años. Lo cierto es que este tratamiento llevado a cabo por profesionales capacitados, es ideal para eliminar y prevenir arrugas y líneas de expresión. Por ello, si estás pensando en aplicarte botox, aquí te lo contamos todo.

Índice

¿Qué es el Botox?

La toxina botulínica, o más popularmente conocida como botox, es una neurotoxina que surge del botulismo. Se conoce como botulismo a la enfermedad que surge de una bacteria que provoca parálisis muscular. A pesar de su origen, el botox es empleado con fines médicos en enfermedades neurológicas y en la medicina estética gracias a su capacidad de paralizar músculos.

La toxina botulínica tipo A se comenzó a utilizar de forma experimental en medicina en 1960 para su uso oftalmológico en el tratamiento del estrabismo. En 1979, la FDA autorizó el uso de toxina botulínica para uso humano, con ciertas indicaciones específicas.

Al ver el efecto sobre los músculos, los neurólogos comenzaron a utilizar este producto en rigidez espasmódica de cuello y otras patologías. Desde 1987 se utiliza para uso estético y cosmético para las arrugas de frente, entrecejo y patas de gallo.

Beneficios del Botox

El botox es conocido como uno de los tratamientos estrella más demandados en clínicas estéticas. En cuanto a sus beneficios, el botox como tratamiento supone ciertas ventajas tales como:

  • Su aplicación no requiere de una cirugía (a excepción de algunos casos), por lo que es totalmente ambulatorio.
  • Brinda una apariencia más juvenil y saludable.
  • Es una técnica prácticamente indolora.
  • Sus contraindicaciones son escasas.

El botox se utiliza principalmente en los siguientes casos:

  • Cuando aparecen las primeras arrugas de expresión.
  • Arrugas alrededor de los ojos, conocidas como patas de gallo.
  • Pliegues horizontales en la frente.
  • Líneas en las comisuras de la boca.
  • Piel adoquinada en el mentón.

El tratamiento consiste en microinyecciones prácticamente indoloras en la zona a tratar que hacen que se produzca un bloqueo neuro muscular selectivo que provoca que la contracción del músculo disminuya de intensidad haciendo que deje de actuar como fuelle sobre la piel del paciente, atenuando las arrugas y líneas de expresión.

El botox actúa a largo plazo y sus efectos suelen durar entre cuatro y seis meses. Por lo tanto, se recomienda repetir el proceso tras este periodo para potenciar un buen resultado.

Si quieres más información, contacta a nuestra Clínica de Medicina Estética situada en Madrid en el 661 041 273 y nuestra Dra. Gloria Santomauro con una amplia trayectoria en la medicina estética, te resolverá cualquier duda.

Cómo cambia el rostro con bótox

Dentro de la medicina estética, uno de los tratamientos faciales no invasivos más demandados es el bótox. ¿Cara rejuvenecida? Éste es tu elixir. Las arrugas y las líneas de expresión suelen no gustar demasiado y la toxina botulínica puede ser de ayuda para prevenir y corregir las manifestaciones del envejecimiento en la cara.

¿Qué es el bótox y por qué se utiliza tanto en la cara?

¿Qué es el bótox? Es una neurotoxina que se produce de forma natural por una bacteria denominada Clostridium botulinum. Es una sustancia apta para inyectar bajo la piel y consigue bloquear la comunicación entre el nervio y el músculo, interrumpiendo la contracción muscular. Es decir, el bótox causa una parálisis temporal del músculo y, a continuación, su relajación.

¿Cómo se utiliza el bótox en la cara?

El tratamiento con bótox en la cara es efectivo pero no es para toda la vida. Sus efectos pueden durar de 3 a 4 meses y en 5 o 6 meses irán desapareciendo, con lo que los nervios volverán a enviar señales a los músculos para que empiecen a trabajar y a contraerse. Evidentemente, cada persona es un entorno y la duración del tratamiento podrá ser mayor o menor dependiendo del tipo de contracción muscular y de las características del o la paciente.

Es una solución indicada tanto en hombres como en mujeres que buscan prevenir o mejorar las arrugas faciales. El efecto del bótox en la cara empieza a ser evidente entre el tercer o cuarto día después del tratamiento, y los resultados van siendo más visibles de forma progresiva en los 10 o 14 días siguientes.

Diferencias entre ácido hialurónico y bótox: caras más jóvenes, pero diferentes técnicas

A pesar de que suelen confundirse, el bótox y el ácido hialurónico no son lo mismo. Las microinyecciones de ácido hialurónico se utilizan para rejuvenecer el rostro, incrementando el volumen y rellenando las arrugas. Los rellenos de ácido hialurónico se utilizan para arrugas estáticas -aquellas que están presentes con la cara relajada-, como las de los surcos nasolabiales.

El bótox en la cara, en cambio, no se emplea para rellenar ya que con el bótox tratamos las arrugas dinámicas que son las que se forman por la contracción de los músculos faciales. Sería el caso de las arrugas del entrecejo, del frontal superior y de las famosas patas de gallo.

Bótox en la cara para prevenir y corregir

El tratamiento de bótox en la cara no sólo mejora y corrige las arrugas y expresiones antiestéticas de envejecimiento y cansancio, sino que también es una buena opción preventiva ya que educa al músculo. Aunque los efectos del bótox son temporales, su aplicación a medida que se va repitiendo el tratamiento logra educar las tendencias dinámicas de los músculos faciales porque se acostumbran a un equilibrio, a estar relajados y, por tanto, a no generar arrugas.

La mayoría de personas esperan a que aparezcan las arrugas para empezar a pensar en el tratamiento con bótox, pero también es una buena opción para tratar las líneas de expresión antes de que aparezcan. Cada vez está siendo más frecuente que personas entre los 20 y 30 años opten por el tratamiento de bótox en la cara de forma preventiva.

La micro inyección de bótox en la cara es un procedimiento no invasivo. La dosis es mínima y es 100% reabsorbible con el tiempo. Recuerda que es muy importante, para obtener los resultados deseados y evitar efectos secundarios y complicaciones, depositar la confianza en profesionales capacitados y experimentados.

Antes y después del tratamiento de bótox en la cara

Para conseguir que el bótox penetre bien en los tejidos y que no aparezcan moratones, es importante no tomar ninguna aspirina u otro anticoagulante. Tampoco se deben consumir antiagregantes o beber alcohol antes de la intervención.

En cuanto a los posibles efectos secundarios, cabe señalar que no es infrecuente en las primeras horas tras el tratamiento tener dolor de cabeza. Avisa al profesional si lo sueles sufrir para que lo tenga en cuenta a la hora de realizar el tratamiento. También es posible, en el caso del tratamiento de las patas de gallo con bótox y en personas con bolsas marcadas, que se pueda producir una pequeña retención de líquido en el párpado inferior.

Respecto a la duración de los efectos del bótox en la cara, ya hemos comentado que en parte dependerá del tipo de contracción muscular y de las características del o la paciente. Cuando la contracción muscular es normal o débil, el bótox tiende a durar unos 5 o 6 meses.

Cuando la contracción muscular es hiperdinámica -la persona es de las que gesticula mucho-, los efectos del bótox en la cara permanecen entre 4 o 5 meses, o incluso menos. Finalmente, si la contracción muscular es hipertónica -el paciente tiene constantemente la musculatura facial contraída y ya desde joven presenta arrugas de expresión-, el bótox dura poco menos de 4 meses.

¿Qué beneficios tiene la toxina?

Seguro que has oído hablar sobre la toxina botulínica o bótox. Pero ¿conoces sus beneficios? ¿O quizás no te acabas de fiar de su efectividad? Vamos a ayudarte a aclarar dudas.

¿Qué es la toxina botulínica?

botox beneficios esteticos - Qué beneficios tiene la toxina

La toxina botulínica es una proteína producida por la bacteria Clostridium botulinum. Purificada y administrada en dosis muy bajas, actúa como relajante muscular. Por ello, se utiliza para reducir las arrugas de expresión, siendo este su uso más conocido, pero no el único.

¿Cuáles son sus aplicaciones y beneficios?

En el ámbito estético:

La toxina botulínica se utiliza en estética facial para dar al rostro un aspecto más joven y terso, sin perder su expresividad natural. En contra de lo que se cree, el bótox no paraliza el rostro. Además, sus efectos son reversibles, durando entre 6 y 9 meses.

Estos son algunos de sus beneficios:

  • Reeduca la musculatura si se usa de forma habitual, permitiendo espaciar en el tiempo las reaplicaciones.
  • Es adaptable a cualquier tipo de rostro.
  • Mantiene sus proporciones, al no ser un elemento de relleno.
  • Es prácticamente indoloro, no deja apenas marcas y su aplicación es ambulatoria.

Pero no solo reduce las líneas de expresión. También es de gran ayuda en el control del exceso de sudoración axilar o palmar, al relajar los músculos donde se alojan las glándulas sudoríparas.

La toxina botulínica en odontología:

¿Sabías que el bótox combate eficazmente el bruxismo? Al actuar como relajante muscular, la toxina botulínica es capaz de aflojar la presión excesiva en la mandíbula que provoca bruxismo, reduciendo además sus problemas asociados: migrañas, dolor en las cervicales, desgaste dental, etc.

Pero… ¿Es la toxina botulínica segura?

Existe cierto miedo al bótox, originado por noticias en prensa rosa que corresponden a casos aislados y siempre provocados por mala praxis. Lo cierto es que aplicar toxina botulínica es 100% seguro, si lo hace un profesional médico cualificado. De hecho, fue en el ámbito médico donde empezó a aplicarse, allá por 1980. En neurología, por ejemplo, se usa para tratar el Parkinson, dolor crónico, migrañas, etc.

La aplicación de bótox:

  • No requiere de anestesia.
  • No produce alergia.
  • Se realiza mediante pequeñas inyecciones que apenas se sienten.
  • No precisa de cuidados especiales posteriores.
  • Apenas deja hinchazón o hematomas.

Como ves, no hay motivos para temer a la aplicación de toxina botulínica y sí muchos efectos de los que beneficiarse. Si crees que puedes aprovechar sus efectos, pide cita en Equipo de la Torre – Unidad Avanzada de Salud Bucodental.

Subir