Bhe en medicina: protección cerebral y su importancia

La barrera hematoencefálica (BHE) es una membrana selectivamente permeable que regula el paso de moléculas desde el torrente sanguíneo al tejido cerebral. Su función principal es proteger al cerebro de fluctuaciones de hormonas, electrolitos y otras sustancias, manteniendo un ambiente químico estrictamente regulado para el correcto funcionamiento de las células neuronales.

Índice

Cuántas BHE existen a nivel del sistema nervioso central

A lo largo del sistema nervioso central, existen diferentes barreras hematoencefálicas que regulan el paso de moléculas al tejido cerebral. Estas barreras incluyen la barrera hematoencefálica cerebral, la barrera hematoneural y la barrera hematorraquídea.

Barrera hematoencefálica cerebral

La barrera hematoencefálica cerebral es la más estudiada y conocida. Está formada por células endoteliales capilares conectadas por uniones estrechas, una membrana basal del endotelio capilar y pies perivasculares de los astrocitos. Estas estructuras trabajan en conjunto para regular el paso de moléculas al tejido cerebral, permitiendo el ingreso solo de sustancias esenciales y evitando la entrada de moléculas dañinas.

Barrera hematoneural

En el sistema nervioso periférico, existe una barrera similar a la hematoencefálica, conocida como barrera hematoneural. Esta barrera limita la interacción entre los nervios periféricos y la sangre circulante, protegiendo así a los tejidos nerviosos de sustancias nocivas.

Barrera hematorraquídea

La barrera hematorraquídea es otra barrera que actúa como interfaz entre la sangre y el líquido cefalorraquídeo. Está compuesta por un endotelio fenestrado de capilares, una membrana basal de las células endoteliales y una membrana basal de las células del epitelio coroideo. Esta barrera regula el paso de moléculas al líquido cefalorraquídeo, protegiendo así al sistema nervioso central.

Qué patologías causan ruptura de la barrera hematoencefálica

La barrera hematoencefálica puede verse comprometida en ciertas patologías, lo que puede llevar a la ruptura de la misma. Entre las patologías que pueden causar este daño se encuentran:

  • Encefalopatía hipertensiva
  • Epilepsia
  • Isquemia cerebral
  • Lesiones neoplásicas

Estas condiciones pueden interrumpir la integridad de la barrera hematoencefálica, permitiendo la entrada de moléculas que normalmente no tendrían acceso al tejido cerebral. Esto puede tener consecuencias negativas para el funcionamiento adecuado del sistema nervioso central.

Qué pasa si se daña la barrera hematoencefálica

La degradación de la barrera hematoencefálica cerebral relacionada con la edad podría contribuir al desarrollo de enfermedades como la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Estudios han demostrado que esta degradación comienza en el hipocampo, una región del cerebro importante para el aprendizaje y la memoria, que está dañada en la enfermedad de Alzheimer.

Para prevenir estas demencias, se están investigando formas de volver a sellar la barrera hematoencefálica y evitar que el cerebro se vea expuesto a sustancias tóxicas presentes en la sangre. La detección temprana de la degradación de la barrera hematoencefálica mediante resonancias magnéticas cerebrales mejoradas con contraste podría ser una herramienta importante en el diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades.

Consultas habituales

¿Qué es la barrera hematoencefálica?

La barrera hematoencefálica es una membrana selectivamente permeable que regula el paso de moléculas desde el torrente sanguíneo al tejido cerebral, protegiendo al cerebro de sustancias dañinas y manteniendo un ambiente químico regulado.

¿Cuántas barreras hematoencefálicas existen en el sistema nervioso central?

Existen varias barreras hematoencefálicas en el sistema nervioso central, incluyendo la barrera hematoencefálica cerebral, la barrera hematoneural y la barrera hematorraquídea.

¿Qué patologías pueden causar la ruptura de la barrera hematoencefálica?

La barrera hematoencefálica puede verse comprometida en condiciones como la encefalopatía hipertensiva, epilepsia, isquemia cerebral y lesiones neoplásicas.

¿Qué consecuencias tiene el daño de la barrera hematoencefálica?

La degradación de la barrera hematoencefálica puede contribuir al desarrollo de enfermedades como la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, ya que permite el paso de sustancias tóxicas al tejido cerebral.

¿Se puede reparar la barrera hematoencefálica?

Actualmente se están investigando formas de volver a sellar la barrera hematoencefálica y prevenir así el daño que puede conducir a enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer.

La barrera hematoencefálica es una estructura vital para la protección y el correcto funcionamiento del cerebro. Su integridad es fundamental para prevenir la entrada de sustancias dañinas y mantener un ambiente químico adecuado para las células neuronales. Sin embargo, en ciertas condiciones, esta barrera puede verse comprometida, lo que puede tener consecuencias negativas para la salud cerebral. Por ello, es importante investigar y desarrollar estrategias para reparar y mantener la integridad de la barrera hematoencefálica.

Subir