Beneficios estéticos de correr: tonifica, acelera metabolismo y fortalece sistema inmune

Correr es una actividad física muy accesible y económica que puede tener un gran impacto en la estética corporal de las mujeres. Además de los beneficios para la salud cardiovascular, correr regularmente puede ayudar a tonificar los músculos, acelerar el metabolismo, generar endorfinas y fortalecer el sistema inmune. A continuación, veremos en detalle los beneficios estéticos de correr y cómo afecta al cuerpo de las mujeres.

Índice

Acelera el metabolismo y promueve la pérdida de peso

Uno de los primeros beneficios estéticos que se pueden notar al correr regularmente es la pérdida de peso. Correr acelera el metabolismo, lo que significa que el cuerpo quema más calorías incluso en reposo. Esto, combinado con una alimentación adecuada y balanceada, puede ayudar a perder peso de manera efectiva.

Además, correr también ayuda a tonificar los músculos, especialmente en las piernas, gemelos, muslos y glúteos. Estos músculos se fortalecen y se vuelven más definidos con la práctica constante del running.

Genera endorfinas y mejora el estado de ánimo

Correr es conocido por ser una excelente forma de liberar endorfinas, también conocidas como las hormonas de la felicidad. Estas hormonas mejoran el estado de ánimo, reducen el estrés y la ansiedad, y promueven una sensación general de bienestar.

Además, correr también ayuda a mejorar el sueño. La actividad física regular promueve un mejor descanso y ayuda a regular el ciclo de sueño-vigilia, lo que contribuye a un sueño más profundo y reparador.

Fortalece el sistema inmune y mejora la salud ósea

Correr regularmente fortalece el sistema inmune, lo que ayuda a prevenir enfermedades comunes como resfriados y gripes. Además, correr también mejora la salud ósea, lo que ayuda a prevenir la osteoporosis.

El running oxigena el sistema, mejorando el perfil cardiovascular y respiratorio. También fortalece la estructura ósea, lo que ayuda a prevenir la osteoporosis y reduce el riesgo de fracturas.

Lesiones en las mujeres que corren

Las lesiones en las mujeres que corren suelen ser similares a las de los hombres, como tendinitis, fracturas por estrés y lesiones musculares. Sin embargo, las mujeres pueden tener una mayor proporción de lesiones de rodilla y musculares.

Estas lesiones se pueden reducir o evitar con un adecuado entrenamiento y siguiendo medidas preventivas. Es importante realizar un calentamiento y estiramiento adecuados antes y después de correr, así como utilizar el calzado adecuado para prevenir lesiones en los tobillos y piernas.

Medidas preventivas y recomendaciones

Antes de iniciar o retomar la práctica del running, es fundamental someterse a un chequeo médico preventivo para asegurarse de que no existan condiciones o enfermedades que hagan riesgosa la actividad física. También se recomienda aumentar la ingesta de calcio y evaluar la necesidad de suplementos de hierro.

Es importante hidratarse adecuadamente antes, durante y después de correr, especialmente en entrenamientos de larga duración. También se debe utilizar protector solar con un factor de protección superior a 30 para proteger la piel de los rayos UV.

En cuanto a la vestimenta, es recomendable utilizar zapatillas adecuadas para el peso y el terreno de entrenamiento, así como ropa cómoda y transpirable. Es importante utilizar un sostén adecuado para evitar lesiones en los ligamentos de los senos.

Cuándo se empiezan a notar los efectos de correr

La rapidez con la que se notan los efectos de correr puede variar de una persona a otra, pero generalmente se pueden esperar algunos cambios perceptibles después de algunas semanas de correr de forma regular.

En las primeras semanas, es posible experimentar un aumento en la resistencia cardiovascular y muscular, así como una mejora en el estado de ánimo y un aumento de energía debido a la liberación de endorfinas.

Después de aproximadamente un mes de entrenamiento regular, es posible notar cambios más visibles en la composición corporal, como una disminución en la grasa corporal y un aumento en la masa muscular magra. También se puede notar una mejora en la resistencia y velocidad, así como una mayor comodidad y confianza al correr.

A medida que se continúa corriendo regularmente, se pueden esperar mejoras significativas en el rendimiento y en la apariencia física. Se puede ver una mayor definición muscular en las piernas, glúteos y abdomen, así como un mayor establecimiento de récords personales en distancias y tiempos de carrera.

Correr regularmente puede tener numerosos beneficios estéticos para las mujeres. No solo ayuda a tonificar los músculos y acelerar el metabolismo, sino que también genera endorfinas, fortalece el sistema inmune y mejora la salud ósea. Sin embargo, es importante tomar medidas preventivas y seguir recomendaciones para evitar lesiones y maximizar los beneficios de correr.

Subir