La sociedad líquida: reflexiones sobre bauman y la estética de consumo

En la teoría de Bauman, el sociólogo y filósofo polaco Zygmunt Bauman, presenta cinco conceptos fundamentales en las condiciones humanas actuales: emancipación, individualidad, tiempo/espacio, trabajo y comunidad. Desde una perspectiva sociológica, Bauman aborda estos temas y busca responder preguntas como: ¿qué es una sociedad?, ¿cómo se identifica?, ¿qué la compone?, ¿qué relación existe entre los elementos que la componen y el entorno exterior?, ¿la sociedad se dirige hacia la modernidad o ya está inmersa en ella?, ¿qué es la modernidad?, ¿sólida o líquida?. A través de estas interrogantes, Bauman analiza la complejidad de las nuevas sociedades y cómo enfrentar el fenómeno de la inmediatez.

Índice

La Sociedad Líquida y la Disolución del Sentido de Pertenencia

Uno de los puntos clave en la teoría de Bauman es la disolución del sentido de pertenencia social del ser humano, dando paso a una marcada individualidad. Cuando el individuo tiene la posibilidad de ser independiente, la sociedad deja de ser una suma de individualidades para convertirse en un conjunto de ellas.

Bauman describe la modernidad líquida como la sensación de que la posibilidad de una modernidad fructífera y verdadera se nos escapa de las manos, como el agua entre los dedos. Después de la Segunda Guerra Mundial, el desarrollo continuo y próspero brindó al ser humano una base sólida para ser y relacionarse con los demás. Sin embargo, este mismo desarrollo, representado en la ciencia, la tecnología, lo político, lo económico, el intercambio cultural, la apertura de mercados y la globalización, ha alejado al ser humano de lo que lo mantenía unido: la sociedad. De una sociedad sólida hemos pasado a una sociedad líquida, maleable y escurridiza, en un capitalismo liviano.

Bauman argumenta que la emancipación y la búsqueda de libertad han llevado al ser humano a volverse más individualista y menos preocupado por lo que sucede a su alrededor. Nos encontramos inmersos en una sociedad consumista en la que buscamos cada vez más satisfacción de manera rápida, impulsados por la caducidad de los productos ofrecidos. Esta necesidad de consumo está impulsada por la búsqueda desesperada de pertenecer al grupo que define los rumbos de la sociedad capitalista consumista.

El autor también destaca que la sociedad líquida ha transformado la esencia del trabajo como bien común en la esencia del trabajo individual, motivado por los intereses personales. El individuo pasa de tener un trabajo a largo plazo, duradero y con vínculos afectuosos, a un trabajo inmediato en el que la durabilidad no importa y los vínculos personales desaparecen, dejando solo la gratificación instantánea.

El Espacio/Tiempo y la Separación en la Sociedad Líquida

Bauman reflexiona acerca de la separación entre el tiempo y el espacio en la sociedad líquida. Antes, estos elementos estaban unidos y representaban fuerzas conjuntas. Sin embargo, en la actualidad, no solo se han separado, sino que también actúan en contra uno del otro, especialmente el tiempo frente al espacio. El avance tecnológico ha transformado nuestra percepción del tiempo, permitiéndonos conquistar el espacio de manera instantánea. Esta conquista instantánea, que tarda más en tener pasado que futuro, ha llevado a una cierta necesidad de exclusión en los espacios de convivencia humana.

El ser humano se siente más seguro estando solo que en sociedad, perdiendo las habilidades de convivencia y limitando sus interacciones a aquellos que considera de su propia clase. El concepto de no hables con extraños se ha convertido en una coraza de protección para los individuos en la sociedad líquida.

La Identidad y la Búsqueda de Seguridad en la Sociedad Líquida

En la sociedad líquida, la búsqueda de identidad es una lucha constante por detener el flujo. La identidad externa nos atrae, pero una vez que la poseemos, nos parece ilusoria y volátil. Bauman destaca que el individuo se refugia en sí mismo en busca de seguridad, ya que esta ha desaparecido entre los poderes de los mercados financieros. El Estado, antes garante de la seguridad y la libertad, ha perdido estas garantías y se ha convertido en un mediador entre los poderes fácticos y los individuos.

Bauman concluye que no podemos esperar un cambio rápido en la sociedad líquida, ya que lo que ha sucedido durante siglos no se puede cambiar en unos pocos años. Sin embargo, debemos mantener la esperanza y buscar formas de no ser tan dependientes de una sociedad consumista. La búsqueda de identidad y pertenencia es una constante en esta sociedad, y formar parte de un grupo sigue siendo una necesidad humana.

La teoría de Bauman sobre la estética de consumo en la sociedad líquida nos invita a reflexionar sobre los cambios sociales y culturales que estamos experimentando. La disolución del sentido de pertenencia, la transformación del trabajo, la separación entre tiempo y espacio, y la búsqueda de seguridad e identidad son solo algunos de los temas abordados por Bauman en su análisis sociológico. En un entorno cada vez más líquido y cambiante, es importante cuestionar y repensar nuestras acciones y decisiones en relación con la sociedad en la que vivimos.

Subir