Baños electrolíticos de níquel: recubrimiento perfecto

Los baños electrolíticos de níquel estéticos son un proceso de recubrimiento utilizado para mejorar la apariencia y la durabilidad de las piezas metálicas. En este artículo, te explicaremos en qué consiste este proceso, sus ventajas y cómo se lleva a cabo.

Índice

¿Qué es el baño de níquel?

El baño de níquel es un tipo de recubrimiento que se utiliza para proporcionar una capa voluminosa y agradable a las piezas metálicas. Existen dos tipos de niquelado: el mate y el brillante. El niquelado mate se utiliza cuando se desea obtener un acabado con un aspecto voluminoso, mientras que el niquelado brillante se utiliza para obtener un acabado con un brillo extremo.

En Joviar, contamos con instalaciones modernas y adaptadas para realizar este tipo de recubrimiento. Dependiendo del tamaño de las piezas, utilizamos una planta galvánica a tambor o a bastidor. La temperatura de trabajo oscila entre los 50 y 60 grados centígrados.

¿Qué es el baño electrolítico?

El baño electrolítico es un proceso económico y respetuoso con el medioambiente que se utiliza para recubrir piezas metálicas con una capa de níquel. Este proceso mejora la resistencia a la corrosión y al desgaste de las piezas, aumentando su durabilidad.

En Joviar, contamos con instalaciones modernas y adaptadas a este tipo de técnica innovadora. El proceso consta de varias etapas: preparación de la superficie, inmersión de las piezas en la cuba electrolítica con los iones metálicos, deposición del metal mediante corriente eléctrica controlada, lavado y secado de las piezas recubiertas, y control de calidad.

Además, ofrecemos distintos tipos de baños electrolíticos, como los tratamientos nikel free exentos de níquel, que son muy demandados en industrias relacionadas con el textil y el calzado. También ofrecemos tratamientos exentos de plomo para cumplir con las normas internacionales.

El baño electrolítico en Joviar ofrece una magnífica resistencia a los agentes meteorológicos adversos, gracias a la aplicación de una capa debidamente dimensionada de cromo. Además, todas las aguas utilizadas en este proceso son debidamente depuradas y todos los residuos generados son entregados a gestores autorizados, cumpliendo así con la legislación medioambiental.

¿Qué es mejor, el cromado o el niquelado?

Tanto el cromado como el niquelado son procesos de recubrimiento utilizados para mejorar la apariencia y la resistencia de las piezas metálicas. Sin embargo, cada proceso tiene sus propias características y ventajas.

El niquelado es ideal cuando se busca obtener una capa voluminosa y homogénea en las piezas. Es más económico que el cromado y es muy utilizado en sectores como la grifería, la cerrajería y la fabricación de herramientas. Además, se puede realizar en acabados mate, brillante o satinado.

Por otro lado, el cromado es ideal cuando se busca obtener una capa dura, resistente a la corrosión y con un aspecto brillante. Es muy utilizado en piezas que sufrirán roce o fricción constante y se puede realizar en acabados satinado, mate o brillante.

En Cromados Jaevan, contamos con décadas de experiencia en el recubrimiento de metales, utilizando tanto el niquelado como el cromado. Trabajamos con distintos tipos de metales y garantizamos un acabado de alta calidad.

¿Qué es el recubrimiento niquelado?

El recubrimiento niquelado consiste en recubrir la superficie de una pieza metálica con níquel para aumentar su resistencia a la oxidación y a la corrosión, así como mejorar su aspecto físico. El niquelado es capaz de dotar a las piezas de una homogeneidad que no se alcanza con otros recubrimientos y es muy utilizado en la industria debido a su capacidad de adaptación.

En Forcán, llevamos a cabo el proceso de niquelado de forma cuidadosa y garantizamos un acabado de alta calidad. Trabajamos con distintos tipos de metales, como acero, latón, cobre y zamak, y ofrecemos distintos acabados como mate, brillante o satinado.

Los baños electrolíticos de níquel estéticos son un proceso de recubrimiento utilizado para mejorar la apariencia y la durabilidad de las piezas metálicas. Este proceso ofrece muchas ventajas, como la resistencia a la corrosión y al desgaste, y es económico y respetuoso con el medioambiente. Tanto el niquelado como el cromado son procesos de recubrimiento utilizados en la industria, cada uno con sus propias características y ventajas. En Joviar y Cromados Jaevan, contamos con la experiencia y las instalaciones necesarias para llevar a cabo estos procesos de forma profesional y garantizar un acabado de alta calidad.

Subir