Consejos para conservar la piel tersa después de los 40

Uno de los grandes deseos al llegar a los 40 años es conservar la piel tersa. Si bien los signos de envejecimiento propios de la edad son inevitables, con algunos cuidados se puede retardar ese proceso. Así, cualquiera puede lucir joven durante más tiempo.

Índice

Los mejores consejos para conservar la piel tersa después de los 40

Incrementar el consumo de vitaminas C y A

Incorporar alimentos que sean fuentes de vitaminas C y A es fundamental para conservar la piel tersa después de los 40. Aunque estos nutrientes deben consumirse desde la infancia, al llegar a esta etapa son determinantes para paliar el deterioro cutáneo.

Según un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda), la vitamina C tiene un efecto antioxidante que minimiza el impacto de los radicales libres sobre los tejidos. Asimismo, ayuda en la síntesis del colágeno y le proporciona firmeza y elasticidad al rostro.

Por su parte, la vitamina A también participa en la síntesis de colágeno y ha demostrado, según expone una investigación del Dr. Bae-Hwan Kim de la Universidad de Keimyung (Corea del Sur), ayudar a prevenir los síntomas del envejecimiento cutáneo.

Consumir abundante agua

En todas las etapas de la vida, beber abundante agua es esencial para la salud. No obstante, al llegar a los 40 es necesario aumentar su consumo; en especial, cuando no se hace de forma regular.

Aunque según la Clínica Mayo existe una falta de evidencia científica en relación a su hipotética capacidad antiarrugas, es fundamental mantenerse hidratados para que el cuerpo pueda funcionar correctamente.

Sea como fuere, ingerir entre 4 y 6 vasos de agua al día será más que suficiente.

arreglos esteticos a los 40 - Cómo mejorar el rostro envejecido

Aplicar una crema antiarrugas

En el mercado hay una gran cantidad de cremas y cosméticos con componentes antiarrugas. Es recomendable que consultes primero con tu dermatólogo, puesto que sabrá recomendarte la mejor según tu tipo de piel y sus características.

Utilizar tónico facial

El uso del tónico facial todavía es subestimado por gran parte de la sociedad. No obstante, es un producto imprescindible para conservar la piel tersa y firme.

Suele recomendarse justo después del lavado de cara nocturno, y justo antes de aplicarse la crema antiarrugas. Además de tonificar la piel, ayuda a eliminar los pequeños restos de suciedad que el limpiador facial ha sido incapaz de neutralizar.

Usar protector solar

El sol es uno de los peores enemigos de la piel. De ahí que sea tan importante usar protector solar en cualquier etapa de la vida, sobre todo, cuando prevemos pasar mucho tiempo de exposición al sol.

Pues bien, a partir de los 40, deberíamos mantener esta costumbre, pero con un factor de protección solar de 30 o más. Aunque te parezca una tontería, tu piel debe estar más protegida que nunca.

Hacerse peelings de manera regular

El peeling es un tratamiento de limpieza y exfoliación intensivo que permite restaurar la piel dañada. Así, sus productos ácidos y astringentes ayudan a oxigenar los tejidos y a limpiar los poros.

Para ello, es recomendable que acudas a una clínica especializada, con buenas recomendaciones y que sea de fiar. Infórmate bien, ¡no querrás que tu cutis esté en manos de cualquiera!

Practicar ejercicios faciales

Pronunciar las vocales en voz alta, inflar las mejillas o parpadear rápido son ejercicios faciales simples que pueden ayudarte a mantener los tejidos firmes y elásticos.

Puedes consultar con tu dermatólogo cuáles son los más recomendables y establecer una rutina diaria. Poco a poco, notarás los primeros resultados.

No te descuides, aún eres muy joven

Hay quienes dan por sentado que cumplir 40 implica acercarse peligrosamente a la ancianidad. ¡Y nada más lejos de la realidad! Actualmente, las personas viven más y, por ende, el estilo de vida y la forma de cuidarse han cambiado por completo.

No es difícil encontrar personas que, a los 50 o 60 practican deporte regularmente, viajan a sitios increíbles y tienen una vida social apasionante. Tu edad no la definen tus años, sino tu personalidad y tu forma de vivir.

Por eso, nunca es demasiado tarde para empezar a cuidarse. Puede que haya efectos que ya no puedas revertir, pero aún así, tu cutis estará mucho más luminoso y bonito. Solo tienes que darte una oportunidad.

Cómo recuperar la juventud de mi rostro

Cuando se piensa en rejuvenecer el rostro a menudo se hace en relación con productos cosméticos no muy asequibles al bolsillo. Ciertamente, y como señalan los expertos, las técnicas dermatológicas no quirúrgicas para el rejuvenecimiento facial son hoy más comunes que nunca. Si buscas una alternativa casera, hoy te enseñamos los mejores consejos para rejuvenecer el rostro de forma natural.

9 consejos para rejuvenecer el rostro de manera natural

Rejuvenecer la piel del rostro no es algo que se logra de un día para el otro. Al contrario, la puesta en práctica de diferentes hábitos durante años es lo que ayuda a evitar su envejecimiento prematuro. Aunque son muchas las cosas que puedes hacer, te dejamos con algunas recomendaciones para rejuvenecer el rostro naturalmente.

Consumir antioxidantes

Si queremos rejuvenecer el rostro y nuestro organismo en general de manera natural, debemos partir de una buena alimentación. Nuestra dieta no solamente debe ser equilibrada y saludable, sino también rica en alimentos con propiedades antioxidantes. Hay una gran variedad de nutrientes que tienen la virtud de protegernos de la oxidación que producen los radicales libres en nuestro cuerpo.

  • Vitamina C: vegetales de hoja verde, frutas cítricas, espárragos, brócoli, aguacate, mostaza fresca, remolacha, col, grosella.
  • Vitamina E: nueces, espinacas, aguacate, cereales integrales, polen, perejil, aceites vegetales de extracción en frío.
  • Betacarotenos: aceite de hígado de pescado, alfalfa, espárragos, albaricoque, remolacha, zanahoria, ajo.
  • Licopenos: tomate, sandía, guayaba.
  • Flavonoides: alfalfa germinada, espinaca, limón, cebolla, mora, pimienta negra, té verde, vino, cerveza.
  • Vitamina B6: Carne, pescado, leche, huevo, cereales integrales, patata, espinacas, germen de trigo, aguacate, frutos secos, levadura de cerveza.
  • Oleína: aceite de oliva.

También se recomiendan los omega-3, como el contenido en el salmón, que contiene antioxidantes.

No abusar del sol

La exposición al sol de manera moderada nos ayuda a tener un bonito bronceado y a obtener vitamina D, la cual es fundamental para el organismo. No obstante, tomar el sol de manera abusiva va a causar el envejecimiento prematuro de la piel, entre otras consecuencias negativas para nuestra salud. Podemos exponernos a la luz solar durante 10 o 15 minutos diarios y usar protectores solares si estamos bajo el sol por largos periodos de tiempo.

Automasajes faciales

Los masajes faciales son una técnica casera y natural para rejuvenecer el rostro de manera progresiva. Existen diferentes tipos de masajes que puedes hacer en la frente, las mejillas, la nariz, la barbilla y alrededor de los ojos. Los masajes faciales activan la circulación y dan elasticidad a la piel.

Cepillado suave

El cepillado facial con cepillos suaves también es una forma de activar la circulación y exfoliar la piel para eliminar las células muertas. Se recomienda hacerlo una o dos veces por semana.

Cuidado con muecas y tensiones

Evitar tensiones y muecas en el rostro es importante para prevenir arrugas prematuras. Además, reducir el contacto con el tabaco también ayuda a evitar el envejecimiento de la piel.

Recuerda que tu rostro es un reflejo de tu interior, por lo que llevar una vida sana y equilibrada también tendrá efectos positivos en tu piel.

Subir