Alcaravea: propiedades medicinales y beneficios para la piel

La alcaravea, también conocida como carum carvi, es una planta perteneciente a la familia de las umbelíferas, al igual que el anís, el hinojo y el comino. Su uso principal es como condimento en la cocina, pero también tiene propiedades medicinales que la hacen muy valorada en la medicina natural.

Índice

Propiedades medicinales de la alcaravea

La alcaravea contiene una alta concentración de esencia en sus semillas, principalmente carvona y limoneno. Además, también contiene flavonoides y ácido cafeico. Estas sustancias le confieren propiedades carminativas, antiflatulentas, antisépticas y anti-espasmódicas.

Una de las propiedades más destacadas de la alcaravea es su efecto beneficioso para el sistema digestivo. Se utiliza como tónico digestivo, estimulando el apetito y ayudando a evitar los gases, el mal aliento y las flatulencias. Se recomienda consumir media cucharada de café de los frutos molidos después de las comidas principales.

Además, la alcaravea también puede ser utilizada para aliviar la hinchazón abdominal y la flatulencia. Se puede preparar una infusión mezclando los frutos de alcaravea con otras plantas carminativas como el hinojo, el regaliz y el anís verde. Esta infusión se puede beber a lo largo del día para obtener un alivio efectivo.

En el caso de los cólicos infantiles, la infusión de alcaravea mezclada con manzanilla es muy útil para aliviar los espasmos gastrointestinales, la gastroenteritis y las dispepsias.

Aplicaciones tópicas de la alcaravea

La alcaravea también tiene propiedades beneficiosas para la piel. Su aceite esencial, obtenido de las semillas, se utiliza en aromaterapia como relajante y regenerador de la piel. Se puede mezclar con aceites vegetales para evitar irritaciones y se utiliza en casos de pieles grasas, seborreicas, acné y picaduras de insectos.

En uso tópico, la alcaravea tiene propiedades antisépticas y antifúngicas. Es útil en el tratamiento de infecciones fúngicas de la piel causadas por hongos como Trichophyton, Microsporum y Epidermophyton. También se utiliza para limpiar y cicatrizar heridas superficiales, tratar otitis y aliviar quemaduras y escaldaduras.

Una fórmula casera muy efectiva contra los hongos de la piel es combinar alcaravea con pao d'arco, tomillo y cola de caballo. Se hierve la mezcla, se filtra y se aplica sobre la zona afectada sin necesidad de aclarar.

Consultas habituales sobre la alcaravea

  • ¿Qué otros nombres se le dan a la alcaravea?

    Además de alcaravea, esta planta también es conocida como comino persa o hinojo meridiano. Estos nombres hacen referencia a sus características y propiedades similares a las del comino y el hinojo.

  • ¿Dónde crece la alcaravea?

    La alcaravea crece silvestre en prados húmedos y pastizales en áreas de montaña de casi toda Europa. En España, se encuentra principalmente en los Pirineos, el sistema Ibérico y Central, y las montañas cántabras.

  • ¿Cómo se utiliza la alcaravea en la cocina?

    La alcaravea se utiliza como condimento en guisos y repostería, especialmente en platos de la cocina europea. Sus semillas tienen un sabor intenso y ligeramente picante, similar al comino pero con un toque dulce.

La alcaravea es una planta medicinal con numerosos beneficios para la salud. Su uso como condimento en la cocina le da un valor añadido, ya que además de realzar el sabor de los platos, también aporta propiedades digestivas y carminativas. Además, su aceite esencial y su aplicación tópica la convierten en un aliado para el cuidado de la piel. En definitiva, la alcaravea es una planta versátil y beneficiosa que no debería faltar en nuestra despensa.

Subir