Aislamiento térmico en cubiertas: tipos y ventajas

El aislamiento térmico en las cubiertas es una parte fundamental para garantizar el confort y la eficiencia energética en un hogar. Una de las zonas donde se puede perder más calor o frío es en las buhardillas, ya que están directamente conectadas con el exterior. Es por eso que es necesario utilizar materiales aislantes térmicos en la cubierta para evitar estas pérdidas y ahorrar energía.

Índice

Tipos de aislantes térmicos para cubiertas

Existen diferentes tipos de materiales aislantes térmicos que se pueden utilizar en las cubiertas. Cada uno de ellos tiene sus propias características y ventajas. A continuación, mencionaremos algunos de los más comunes:

Espuma de Polietileno

La espuma de polietileno es un material plástico con gran poder aislante, ligero, protector y fácil de instalar. Se vende en formato de rollo de 5-10 mm de grosor y con una cara de aluminio. Para aislar el techo con este material, se debe colocar la capa de aluminio hacia arriba, de modo que el calor que atraviesa el techo sea reflejado hacia arriba. Es duradero y resistente a la humedad.

aislamiento térmico cubierta esteticos - Dónde se utiliza el aislamiento térmico

Lana de Vidrio

La lana de vidrio es un material aislante térmico y acústico que se encuentra en rollo de entre 25 y 100 mm de grosor. Se utiliza principalmente en cubiertas de chapa. Es reciclable y flexible, lo que facilita su instalación.

aislamiento térmico cubierta esteticos - Qué se utiliza para aislamiento térmico

Poliestireno Expandido (EPS)

El poliestireno expandido es un plástico celular con forma esponjosa. Se utiliza principalmente en el aislamiento de techos y paredes. Es duradero y resistente.

Poliuretano Expandido

El poliuretano expandido es el material más aislante que se puede encontrar en el mercado. Se utiliza en formato spray para sellar todo el techo y hacerlo impermeable. También se puede encontrar en láminas con una cara de aluminio. Es ideal para aislar techos de chapa.

Cómo elegir el mejor aislante térmico para cubiertas

Para elegir el mejor aislante térmico para cubiertas, es necesario tener en cuenta ciertas prestaciones del material. Estas son algunas de las características que se deben considerar:

  • Baja conductividad térmica: cuanto más baja sea, más eficiente será el aislante.
  • Alta resistencia térmica: capacidad de resistir el flujo de calor.
  • Resistencia al paso del vapor de agua: espesor e impermeabilidad del material.
  • Buen comportamiento ante el fuego: clasificación según las Euroclases.
  • Aislamiento acústico: si además de aislar térmicamente, también aísla acústicamente.

El mejor aislante térmico será aquel que cumpla con estas prestaciones y se adapte a las necesidades y requerimientos de cada proyecto.

Ventajas del aislante térmico

El uso de aislantes térmicos en las cubiertas tiene numerosas ventajas:

  • Ahorro energético: al evitar las pérdidas de calor o frío, se reduce el consumo de energía y, por lo tanto, se ahorra en la factura energética.
  • Confort térmico: se mejora el confort en el hogar al mantener una temperatura adecuada en las diferentes estaciones del año.
  • Reducción de condensaciones: al evitar la condensación de vapor, se previene la formación de humedad y, por lo tanto, se evitan problemas de salud y deterioro de los materiales.
  • Protección del medio ambiente: el uso de aislantes térmicos contribuye a reducir las emisiones de CO2 y a cuidar el medio ambiente.

El aislamiento térmico en las cubiertas es fundamental para garantizar el confort y la eficiencia energética en un hogar. Existen diferentes tipos de materiales aislantes térmicos que se pueden utilizar, cada uno con sus propias características y ventajas. Es importante elegir el mejor aislante térmico teniendo en cuenta sus prestaciones y adaptándolo a las necesidades del proyecto. El uso de aislantes térmicos en las cubiertas tiene numerosas ventajas, como el ahorro energético, el confort térmico y la protección del medio ambiente.

Subir