Prorrata iva: actividad médica y estética

La actividad médica y estética prorrata es un tema importante a considerar para aquellos profesionales que realizan distintas actividades económicas y que están sujetas a diferentes tipos de IVA. La prorrata del IVA permite determinar el porcentaje de IVA soportado que se puede deducir en cada actividad.

Índice

Cuándo es obligatorio aplicar prorrata

La aplicación de la prorrata surge cuando se realizan operaciones que dan derecho a la deducción del IVA soportado y otras operaciones que no lo permiten. Esto sucede cuando un autónomo o una sociedad realizan varias actividades económicas y estas actividades repercuten y soportan IVA de manera diferente.

Existen dos casos a nivel de IVA:

  1. Que las actividades repercutan y soporten IVA de igual manera.
  2. Que las actividades repercutan y soporten IVA de manera diferente.

Para solucionar el segundo caso se utiliza la prorrata del IVA.

La regla de prorrata se aplica a todas las cuotas soportadas deducibles, excepto las derivadas de importaciones, adquisiciones o servicios derivados a autoconsumos en los que se deduce la totalidad. No se aplica a las cuotas no deducibles. La prorrata determina qué parte del IVA soportado es deducible cuando se realizan operaciones con derecho y sin derecho a deducción.

Tipos de prorrata: prorrata general y especial

Existen dos tipos de prorrata:

Prorrata especial

Se aplica en dos casos:

  1. Cuando el sujeto pasivo opta por ella.
  2. Cuando las cuotas deducibles por aplicación de la prorrata general exceden un 10% de las que correspondería aplicar por la prorrata especial.

El procedimiento de aplicación de la prorrata especial es el siguiente:

  • En las cuotas soportadas en operaciones con derecho a deducción: se deducen íntegramente.
  • En las cuotas soportadas en operaciones sin derecho a deducción: no se deducen.
  • En las cuotas soportadas en ambos tipos de operaciones: se deducen según la prorrata general.

Prorrata general

Se aplica cuando no procede la prorrata especial. Se utiliza la prorrata provisional del año anterior y se regulariza la situación en la última declaración mensual o trimestral.

Ejemplo de aplicación de prorratas

Imaginemos una empresa X que es un centro de formación y realiza actividades sujetas y exentas (docentes) y actividades sujetas y no exentas (alquiler de aulas). Los ingresos por actividades docentes son de 50.000€ y los ingresos por alquiler de aulas son de 1000€. Las cuotas de IVA soportados por la actividad docente son de 000€ y por la actividad de alquiler son de 300€. Las cuotas de IVA soportadas por bienes y servicios comunes son de 600€.

Para determinar si es obligatorio aplicar la prorrata especial, se calcula la prorrata general:

Prorrata general = Volumen de operaciones con derecho a deducción / Volumen total de operaciones

Prorrata general = 1000€ / 6000€ = 19,35% = 20%

La cuota deducible con prorrata general sería: 20% x (000€ + 300€ + 600€) = 180€

La cuota deducible con prorrata especial sería: (300€ + (20% x 600€)) = 020€

En este caso, como el importe de las cuotas deducibles en aplicación de la prorrata general excede de un 10% del deducible por la prorrata especial, se aplicaría esta última.

Operaciones que están exentas de la prorrata

Las operaciones exentas de IVA son aquellas entregas de bienes o prestaciones de servicios que la Ley del IVA establece que no deben someterse a gravamen. Estas operaciones se recogen en una factura que no contiene el impuesto y se hace referencia al artículo de la ley que establece la exención.

Existen dos tipos de exenciones: exenciones plenas y exenciones limitadas.

actividad medica y estetica prorrata - Cuáles son las operaciones que están exentas

Exenciones plenas

En las exenciones plenas, el empresario o profesional no repercute el impuesto en su factura, pero puede deducir el IVA soportado en los gastos relacionados con la operación exenta, siempre que cumplan los requisitos para ser deducibles. Algunos ejemplos de exenciones plenas son las exportaciones, operaciones asimiladas, operaciones en zonas francas, entre otras.

Exenciones limitadas

En las exenciones limitadas, se produce una entrega de bienes o prestación de servicios que no devenga IVA, pero no se permite deducir el IVA soportado en los gastos relacionados con la operación exenta. Algunos ejemplos de exenciones limitadas son las operaciones financieras, operaciones de seguros, servicios sanitarios, actividades educativas, entre otras.

Tener en cuenta que en las exenciones limitadas, las facturas de gastos se deducen en el IRPF, ya que el sujeto no está obligado a presentar liquidaciones de IVA.

La actividad médica y estética prorrata es un aspecto relevante en la gestión de profesionales que realizan diferentes actividades económicas sujetas a distintos tipos de IVA. Es importante comprender y aplicar correctamente la prorrata para determinar el porcentaje de IVA soportado que se puede deducir en cada actividad. Además, es fundamental conocer las operaciones que están exentas de la prorrata para cumplir con las obligaciones fiscales correspondientes.

Subir