La importancia de la atención centrada en la persona en medicina

La Atención Centrada en la Persona (ACP) es una metodología que se utiliza para mejorar el bienestar de las personas mayores y/o con diversidad funcional. Su objetivo principal es promover la independencia de cada individuo en todas sus actividades cotidianas, brindando una atención empática, individualizada y de calidad. A través de la ACP, se busca empoderar a la persona y ayudarla a comprometerse en mejorar su calidad de vida.

Índice

¿Cómo se aplica la ACP en medicina?

Para aplicar la ACP en medicina, es necesario seguir ciertas bases fundamentales:

  • Respetar la dignidad de cada individuo: Cada persona es única y tiene derecho a una vida digna en sociedad.
  • Plan personalizado: La ACP no es una metodología rígida, sino que se adapta a las necesidades de cada persona, elaborando un plan individualizado.
  • Empatizar con la persona: Es fundamental comprender la perspectiva de cada individuo, ya que cada uno tiene una vivencia diferente y particular.
  • Apoyo psicosocial: Durante el proceso de ACP, es necesario contar con el apoyo de expertos en medicina que ayuden a mejorar el bienestar de cada persona.

Actividades en la atención centrada en las personas

Dentro de la atención centrada en las personas, se realizan diversas actividades con el objetivo de mejorar la calidad de vida de cada individuo. Estas actividades van desde aquellas que fomentan el bienestar personal, como clases de pintura o paseos, hasta terapias psicológicas.

acp en medicina - Cuál es el valor principal de la ACP

Para apoyar los proyectos de vida de cada persona, es importante conocer y entender lo que cada individuo considera importante en su día a día. El personal cualificado se adapta al contexto de cada persona y la apoya de manera constructiva en su progreso.

Estudios han demostrado que la inserción laboral es uno de los factores que más impacto tiene en la recuperación anímica de las personas con diversidad funcional. Sin embargo, menos del 35% de estas personas están empleadas. El trabajo es una de las mejores terapias para que las personas se sientan valoradas, seguras y útiles.

La pandemia actual ha tenido un impacto significativo en las personas mayores, especialmente aquellas que viven en residencias, quienes han experimentado un aislamiento extremo y la falta de atención a sus derechos fundamentales. Esta situación ha resaltado la importancia de avanzar hacia nuevos modelos de atención que integren lo social y lo sanitario, con el objetivo de brindar servicios más cálidos y hogareños.

La ACP se centra en reconocer el valor de cada persona, más allá de sus carencias o patologías, y proporcionar cuidados y apoyos desde una perspectiva integral y personalizada. La historia de vida de cada individuo cobra un papel esencial, permitiendo desarrollar vínculos afectivos y una relación de confianza entre la persona y quienes la cuidan.

Además, la ACP enfatiza la importancia de las actividades cotidianas, los entornos amigables y las relaciones significativas para fomentar la autonomía, el bienestar y el empoderamiento de las personas. La figura del profesional de referencia es fundamental, ya que acompaña a la persona en su proyecto de vida y vela por el respeto de sus preferencias y decisiones.

En un contexto marcado por la crisis sanitaria, es necesario avanzar hacia un modelo de cuidados centrado en las personas. Esto requiere un cambio de cultura en la forma en que se prestan los servicios de cuidados y apoyos, así como en la forma en que se ve y reconoce a las personas en las organizaciones. Es fundamental invertir en formación, digitalización, investigación y colaboración entre los diferentes grupos de interés para construir una sociedad de cuidados.

La Atención Centrada en la Persona (ACP) es una metodología que busca mejorar el bienestar de las personas mayores y/o con diversidad funcional. A través de la ACP, se promueve la independencia de cada individuo y se brinda una atención personalizada y de calidad. Es importante aplicar la ACP en medicina respetando la dignidad de cada persona, creando un plan personalizado, empatizando con la persona y contando con apoyo psicosocial. La ACP se enfoca en reconocer el valor de cada persona y brindar cuidados desde una perspectiva integral. Para avanzar hacia una sociedad de cuidados, es necesario invertir en formación y colaboración entre los diferentes actores involucrados.

Subir